MONTERREY

Aborda Salvador Alva la crisis de liderazgo con su libro ‘Lo que un líder no debe delegar’

La velocidad de la vida actual demanda la reinvención de las empresas y, en especial, de los líderes que las dirigen, pues son ellos quienes pueden impulsar el negocio, así como el desarrollo de sus colaboradores y de las comunidades a las que sirven.

Con esto en mente, EGADE Business School fue sede de la presentación del más reciente libro de Salvador Alva, expresidente del Tecnológico de Monterrey y de Pepsico Latinoamérica: «Lo que un líder no debe delegar».

En el diálogo con miembros de la comunidad académica y empresarial, se destacó la necesidad de evolucionar en las prácticas de liderazgo para promover la innovación y crear compañías admiradas. Sin embargo, las empresas enfrentan un problema de acuerdo con Alva.

“Durante mi trayectoria profesional dirigiendo organizaciones, he llegado a la conclusión de que muchas de nuestras prácticas empresariales ya no son efectivas en los negocios. A menudo nos encontramos abrumados, intentando entender dónde está el problema, sin comprender plenamente su origen, y no lo entendemos porque todos estamos dentro. La frase ‘el mayor problema de la humanidad es el liderazgo’, significa que la enfermedad es muy clara y la mayoría no encuentra cómo darle solución”, destacó el autor durante la presentación del libro.

“Creemos que los líderes que hoy tenemos están bien, pero ese pensamiento hace que las empresas se vuelven lentísimas y no nos damos cuenta que el mundo nos cambió hace 54 años con la llegada del Internet, y esa velocidad nos obliga a cambiar la forma del liderazgo”, aseguró el también consejero, emprendedor, mentor y autor.

Alva señala que entre las principales labores de un líder está el ver riesgos y mitigarlos, establecer alianzas, sin dejar de lado el inspirar y formar otros líderes, que a su vez organicen células autónomas de gestión. Lo anterior, dice el autor, no sólo mejorará el desempeño de las compañías, sino que logrará también que los colaboradores vean a la organización como una empresa admirada.

Destaca que el valor de las empresas no está en sus activos, sino también en su capital intelectual, su cultura y su gente, y es eso precisamente lo que un líder no debe delegar. Así, el liderazgo es el recurso más urgente de las compañías. De ahí que la presentación de este libro ofrezca las pautas para abandonar viejos paradigmas de un líder y destacar la relevancia de dirigir a las empresas con propósito y humanidad.

En la presentación estuvo también Juan Pablo Murra, rector de Profesional y Posgrado del Tec de Monterrey, quien coincidió en que el mayor reto del mundo es la falta de liderazgo, y lamentó que siendo 8 mil millones de personas, no haya suficientes líderes con la calidad y las capacidades para resolver muchos de los retos que se tienen.

Una empresa siempre debe estar en venta, no importa si se quiere vender o no, es para saber si tiene valor para otros, agrega el autor, ¿cómo sabes si creas o debilitas el valor de una empresa?, si el líder no cambia, no cambia nada; debemos reinventar el liderazgo para ir más rápido: Un líder es aquel que te lleva a un lugar al que no te atreves a ir solo.

 

Botón volver arriba