Nacionales

Desarrolla Ternium nuevo acero automotriz para transmisiones

8 de Febrero de 2016.- El equipo de Desarrollo de Producto de Ternium en México generó un acero base aleación de Nitrógeno y Vanadio, el cual resiste temperaturas elevadas que se emplean en la fabricación del convertidor sin perder sus propiedades mecánicas.

Con el trabajo coordinado de diversas áreas (como Procesos e Ingeniería de Producto), desarrolló el material que requiere soportar temperaturas superiores a los 1000 °C con una pérdida mínima de propiedades mecánicas obtenidas en el proceso de laminación en caliente.

 

“El desafío es que al momento de fabricar la pieza y unir otros componentes de acero por medio de un proceso llamado Brazing la pérdida de propiedades mecánicas sea mínima”, explica Ramiro Chapa, Ingeniero de Productos Planos de Ternium.

Señala que el acero fue desarrollado para importantes marcas de transmisiones de autos que serán instalados en los vehículos de armadoras líderes del mercado y que fue aprobado por los centros de servicios que utilizarán estas transmisiones.

Refiere que contiene una mezcla de nitrógeno con vanadio que al enfriarse a velocidad y temperatura adecuada le brindan sus características especiales.

“Los nitruros de vanadio formados desde la laminación se disuelven durante el calentamiento del proceso de Brazing y al enfriar la pieza al aire estos precipitan nuevamente, de esta manera se logra tener una pérdida mínima de propiedades mecánicas”, detalla Chapa.

Indica que este tipo de proyectos de aceros High-end o de alta especificación permiten que empresas del mercado automotriz y otros ramos puedan encontrar cada vez más aceros especiales que requieren, dentro del propio país.

Al respecto, Chapa enfatiza en un comunicado la ventaja de eliminar importaciones gracias a este tipo de desarrollos de aceros High-end: “El cliente final comentó que este producto se importaba desde Canadá, ya que tenía un único proveedor y en México no se fabricaba este producto. Con este desarrollo los gastos logísticos se disminuyen y mejora la asistencia técnica al tener un proveedor local.”

 

 

Por Verónica Flores

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba