Nacionales

Pide México a Colombia eliminar Salvaguarda al acero

14 de enero.- El pasado 10 de enero el Gobierno mexicano pidió a las autoridades colombianas que México quede excluido de la salvaguarda que Colombia aplica a algunos productos de acero fabricados en México. 

Esto se dio en una audiencia pública correspondiente a la investigación de salvaguarda de barras corrugadas, a la cual asistieron los productores nacionales colombianos (empresas multinacionales brasileñas), los importadores (entre los que destacan empresas del sector construcción) y los exportadores.

Con respecto a éstos últimos hubo una presencia nutrida de países como México (Deacero, ArcelorMittal y Cancillería de SRE), Estados Unidos (Nucor), Turquía (Asociación Tuca de Exportadores de Acero y Cancillería), Venezuela (Cancillería), Perú (Cancillería), Brasil (ArcelorMittal) y Trinidad y Tobago (ArcelorMittal).

En octubre pasado Colombia decretó salvaguardas para algunos productos mexicanos como alambrón y varilla, cuyo arancel es de 21.96 por ciento.

El 98 por ciento de las importaciones a Colombia de estos productos provienen de México, Brasil, China, Japón, y Trinidad y Tobago.

Esta petición fue presentada por Acerías Paz del Río (Votorantim), y Diaco (Gerdau), argumentando que la entrada de este producto se duplicó en menos de dos años, tiempo en el que la participación de la industria local cayó del 64 al 33 por ciento.

Las empresas solicitantes de la medida de salvaguarda hicieron referencia al plan de ajuste que pretenden implementar en caso de imponerse la medida definitiva.

Dicho plan de ajuste contempla inversiones para incrementar su capacidad de producción y realizar algunas mejoras que apoyen a aumentar su competitividad y productividad –mismas que no han realizado en los últimos años, como es el caso de Acería Paz del Río.

Por parte de los exportadores se escuchó una voz común, quedando de manifiesto que la investigación no cumple con los aspectos técnicos ni jurídicos necesarios y por lo tanto, ésta debe concluir sin la imposición de la medida definitiva.

Los argumentos que fueron mencionados aludieron a una ausencia de evolución imprevista de circunstancias -requisito necesario para dar inicio a la investigación-; al dudoso cumplimiento de la representatividad de la industria nacional colombiana -al ser las solicitantes únicamente Acerías Paz del Río y Diaco-, cuando la industria la conforman 4 empresas productoras más; y la falta de nexo causal entre las importaciones y el supuesto daño que alegan las empresas.

La presencia de los Gobiernos de México, Venezuela, Perú y Turquía, a través de sus Cancillerías, se hizo notar en la audiencia. Todos coincidieron en que sus países deben ser excluidos de la medida de salvaguardia, dados los volúmenes de exportaciones que éstos envían a Colombia o en su caso, por las disposiciones establecidas en los Tratados de Libre Comercio previamente suscritos.

Las empresas importadoras hicieron referencia a la afectación que ya se está causando con la medida provisional, misma que se agudizará de imponerse una medida definitiva.

Además, se hizo constar que no existe en el mercado una oferta suficiente, a pesar que los productores nacionales dijeran lo contrario, demostrado por el hecho que los propios productores importan barras corrugadas.

HB Estructuras Metálicas, empresa importante dentro del ramo de la construcción, además de aludir a la falta de capacidad para satisfacer la demanda del mercado, resaltó la falta de compromiso por parte de las empresas productoras nacionales al incumplir con tiempos de entrega pactados y al no ofrecer precios competitivos -señalando específicamente un proyecto de construcción vial en Medellín para el cual requieren 8,000 toneladas de barras corrugadas y las empresas nacionales, aprovechando la salvaguardia provisional, suben sus precios, lo cual repercute directamente en el proyecto.

La empresa Seracer resaltó el hecho que las empresas nacionales no le venden material porque lo ven como un competidor (por ser transformador de figurado de varilla) y aún con la salvaguardia seguirían sin venderle porque quieren acabar con este canal y con el de los distribuidores.

De tal forma que con la salvaguardia únicamente quedarían “vivas” estas dos empresas colombo-brasileñas, que coincidentemente son las únicas que presentan pérdidas.

Ahora lo que sigue en el procedimiento del caso de barras corrugadas es que la autoridad investigadora emita su informe técnico final, el cual tiene como fecha límite el 19 de febrero.

Posteriormente, el Comité Triple A dará su recomendación con base a dicho informe, a más tardar el 12 de marzo. Después de esto, el Gobierno Colombiano no tiene plazo para hacer oficial la resolución final.

El Gobierno Colombiano tiene la importante tarea de poner en una balanza todos los argumentos vertidos a lo largo de toda la investigación, incluyendo la información de esta audiencia, para tomar una decisión en la que prevalezca el interés general sobre el particular.

En el 2012, de las exportaciones totales de México a Colombia, el acero representó casi el 10 por ciento (ver tabla abajo).

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar