INTERNACIONALES

Disminuyen utilidades de fabricantes chinos en piezas de teléfonos inteligentes

7 de Septiembre de 2015.- Mientras que los fanáticos de Apple en todo el mundo esperan con ansia los nuevos iPhones esta semana, los proveedores chinos de componentes enfrentan tiempos difíciles.

United Win Technology Ltd., un ex proveedor de pantallas de cristal líquido (LCD) para Apple en un parque industrial en la ciudad de Suzhou, provincia de Jiangsu, ha estado cerrada durante meses.

Suzhou es una importante base de fabricantes de equipo original (FEO), los cuales producen piezas o subsistemas para productos terminados de otras compañías, en particular dispositivos electrónicos.

«Estamos en una mala situación financiera y la compañía no puede mantenerse a flote», dijo United Win Technology Ltd. en un comunicado.

En junio, BKSE Bokwang E&T Co. Ltd., el mayor FEO de placas de circuito impreso de Samsung, también cerró una planta en Suzhou, después de que los pedidos de su único cliente cayeran drásticamente.

De acuerdo con la firma consultora de mercado IDC, la participación de mercado de la marca en China se desplomó a 9.3 por ciento en el primer trimestre de 2015, a diferencia del 18 por ciento del mismo periodo del año pasado, principalmente por la fuerte competencia de los fabricantes nacionales Xiaomi, Huawei, Vivo y Oppo.

El panorama también es gris en la ciudad de Dongguan, provincia de Guangdong, otra base de FEO. Wintek, el mayor fabricante de LCD para teléfonos en Taiwan, ha cerrado dos subsidiarias en Dongguan.

«Los FEO de teléfonos inteligentes están enfrentando una crisis», dijo Yuan Mingren, asesor de la Asociación de Empresarios de Taiwan en Dongguan.

El número de fábricas vacías en la ciudad ha estado creciendo desde 2014, y los residentes migrantes, que en su mayoría eran empleados de las firmas, descendieron casi una tercera parte en los cinco años pasados.

Foxconn, con 25 fábricas en la parte continental china, es el principal FEO de Apple para sus iPhones. Samsung tiene 249 firmas FEO en la parte continental china.

«Los FEO para fabricantes de teléfonos inteligentes a nivel mundial funcionan con márgenes muy estrechos. Es natural que traten de ahorrar costos cerrando plantas o despidiendo empleados», dijo el analista de la industria de tecnologías de la información Liang Zhenpeng.

La mayoría de FEO permanecen al final de la cadena industrial y dependen de un solo cliente, porque generalmente carecen de tecnología clave, declaró.

«Si el mercado se contrae o los costos de producción aumentan, se vuelven vulnerables», afirmó Liang.

Los fabricantes de equipo original enfrentan una crisis porque los costos de la mano de obra están incrementándose y la tecnología se está modernizando. Como un líder de la industria, Foxconn tiene un poder mayor de negociación que los FEO más pequeños y, por lo tanto, mantiene su rentabilidad, pero aun así se ve afectada.

Desde 2013, la compañía ha despedido a 55,000 empleados en Kunshan, provincia de Jiangsu, y está considerando sustituir a los humanos con robots.

«La época dorada de los FEO llegó a su fin», afirmó tajantemente Zhang Yansheng, secretario general del comité académico de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma.

En el pasado, las innovaciones eran riesgosas y las imitaciones eran seguras, pero es imposible que China construya un sector manufacturero fuerte sólo copiando, dijo.

«Durante los 35 años pasados, los innovadores en China perdían ante los imitadores. Pero en el futuro, las compañías que no innoven seguramente desaparecerán», advirtió Zhang.

Agencias

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar