Nacionales

Exigen acereros aplicar fianza a importaciones temporales

15 de junio de 2015.- La industria siderúrgica mexicana exige medidas concretas inmediatas como la aplicación de una fianza, para frenar las importaciones desleales de acero, que entran al país como temporales, pero luego se quedan en el país, señaló Francisco Orduña, Vocero de Altos Hornos de México, (AHMSA).

Señaló que lo que piden es que se ponga “la mesa pareja”, para todos, ya que “en este momento llegan ofertas Chinas a $292 dólares la tonelada y a nosotros la chatarra nos la venden en $280 ¿así cómo le haces?”, cuestionó.

Refirió que en China no cumplen las normas ambientales, ni mucho menos en salarios y seguridad social que están por los suelos. Además de que tienen combustibles subvencionados y en México tenemos las tarifas eléctricas más altas de todo le mundo.

La empresa anunció el recorte de 4,500 empleados, entre contratistas y empleados de confianza, el cual iniciará a partir de hoy lunes.

Sin embargo analistas consideran que al imponer cuotas más altas al acero y aplicar medidas proteccionistas, los consumidores tendrán que pagar un acero más caro lo que se reflejará en la obra pública y la privada, como puentes, edificios, viviendas, etc.

Orduña señaló que el problema es que la legislación mexicana de comercio internacional está obsoleta y asimétrica con las de sus socios comerciales, principalmente Estados Unidos, Canadá y Europa.

“Aquí el procedimiento de denuncias antidumping y de subsidios es engorroso, lento, no tiene sanciones retroactivas como en los otros países, no permite la acumulación ni sumar nuevos países durante la investigación, lo que abre campo a la triangulación de productos. Como resultado, cuando se publican las sanciones su efecto es muy limitado, porque pasaron años desde la interposición de la denuncia y el daño ya está hecho”.

En resumen, es algo que se necesita, pero recién se comenzará a trabajar en ello y sus resultados serán de largo plazo, cuando el problema de la competencia desleal que está dañando a la industria siderúrgica mexicana es grave hoy en día, porque se enfrenta a ella con arancel cero en todos sus productos y sin mecanismos ágiles de defensa.

Por ejemplo, el Gobierno indicó que iniciará el estudio para aplicar un sistema de fianzas a las importaciones temporales, que supuestamente son productos que tras un proceso de transformación deben salir del país.

Sin embargo, ese es el camino que han seguido la mayoría de las importaciones desleales para ingresar y evitar controles, pero evidentemente nadie controla que salgan. Esas importaciones han crecido desmesuradamente –por sobre 50% el año pasado y más en el presente año- y cuando se aplique el control a través de las fianzas previas será bueno hacia delante, pero el problema y el daño son hoy.

Dada la crisis actual del sector que está ya impactando a la cadena de proveedores y transformadores y en el marco de los acuerdos de la OCDE, lo que vendría a representar un alivio es un arancel temporal para evitar más daño a un sector estratégico de la economía.

“Los acereros mexicanos no piden protección, sino campo parejo. En México no existe ningún tipo de subsidios, en este momento a diferencia del resto del mundo los combustibles por razones económicas internas se mantienen caros y se suma el costo de salarios y seguridad social altos y una legislación medioambiental cara, que por ejemplo y principalmente China, en ambos casos no aplica”, añadió.

 

Por Verónica Flores

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar