Lo Más Nuevo

Debe promoverse explotación de gas y petróleo shale.- AISI

9 de Febrero de 2016.- La política energética propuesta por Ejecutivo Federal y el Congreso de Estados Unidos (EUA) debe orientarse al desarrollo de fuentes de energía nacionales, particularmente en la promoción y explotación de petróleo y gas shale, considera el Instituto Americano del Hierro y del Acero (AISI por sus siglas en inglés) en su Agenda 2016 de Políticas Públicas.

De acuerdo con el Instituto del Acero estadounidense la producción de petróleo y gas shale tiene el potencial para hacer renacer la industria manufacturera al atraer inversiones importantes, provocar expansiones de la industria y promover el empleo.

Añade que la reciente producción en EUA de este tipo de energéticos cambio sustancialmente las oportunidades para la industria del acero.

“El gas natural barato brinda a los fabricantes de acero nuevas opciones para fabricar sus productos de manera más eficiente, al tiempo que incrementa la demanda de tubos de acero, los cuales son esenciales para la producción y transporte del gas natural y del petróleo.

“Sin embargo la reciente disminución en la perforación para la producción de petróleo y gas, aunado a un máximo histórico de importación de productos de acero, han tenido un impacto negativo en el éxito de nuestra industria”, señala la Agenda del AISI.

El Instituto acerero estadounidense considera también que se deben de limitar las regulaciones federales en torno al desarrollo de energía, en especial las ambientales sobre la producción de gas y petróleo shale.

Otros puntos en que la Agenda 2016 es la necesidad de modernizar la infraestructura energética de EUA, el elevar la eficiencia de las instalaciones industriales, y el apoyo a la investigación.

Respecto a la política ambiental el Instituto señala que las reglamentaciones de la Agencia Ambiental de EUA (EPA, por sus siglas en inglés) alterarán el equilibrio competitivo en el mercado.

“La regulación de emisiones de gases de efecto invernadero procedentes de fuentes industriales y de la producción de electricidad contenidos en la Ley de Aire Limpio es probable que dañe la competitividad de la industria manufacturera nacional, provocando la migración del empleo de EUA hacia naciones que no cuentan con este tipo de reglamentaciones” señala el documento.

Añade que la Ley de Aire Limpio no estaba destinada a la regulación de gases de invernadero, y no es el régimen legal adecuado para procurar reducciones de estas emisiones debido a sus métodos locales.

El Instituto reconoce que actualmente trabaja junto a la EPA en numerosas normas que pueden tener un impacto significativo en los fabricantes de acero.

“La EPA está llevando a cabo una serie de acciones que van desde la revisión y fortalecimiento de las normas de calidad del aire, hasta la imposición límites de emisión de gases más bajos para las principales fuentes de ellos, como son las fábricas de hierro y acero”.

Explica que estas nuevas regulaciones crearán obstáculos a la inversión en fábricas acereras al imponer costos adicionales significativos.

En materia ambiental la Agenda del AISI concluye señalando que el Congreso de EUA debe supervisar la elaboración de reglamentos ambientales considerando su impacto en el empleo y la competitividad industrial, lo cual puede hacerse mediante análisis costo-beneficio de dichas reglamentaciones.

 

 

Por Javier Rojas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba