Lo Más Nuevo

Requiere México nueva política industrial

13 de noviembre 2012.- En el marco de la “Cumbre de Negocios, Querétaro 2012”, Raúl Gutiérrez Muguerza, primer vicepresidente de la Asociación Latinoamearicana del Acero (ALACERO), sostuvo el modelo de integración comercial de México ha sido insuficiente para generar el crecimiento económico y el empleo que el país necesita.

Gutiérrez Muguerza detalló que si bien, nuestras exportaciones crecieron de 150 mil millones a 350 mil millones de dólares en la última década (del 2001 al 2011), esto ha servido de poco, toda vez que nuestra competitividad, a nivel mundial, cayó del lugar 42 al 66; han cerrado más de dos mil empresas exportadoras; el empleo formal se desplomó del 66 al 62 por ciento, mientras que la informalidad aumentó de un 27 a un 29 por ciento y, lo más grave, es que la pobreza incrementó de 52.7 a 57.7 millones de mexicanos.

En materia de captación mundial de Inversión Extranjera Directa (IED), México pasó, del 2001 al 2011, de un 3.6 a un 1.3 por ciento y en IED per cápita caímos de 243 a 173 dólares.

“En esos mismos diez años se perdió empleo en la industria manufacturera y, obviamente es preocupante. Por otro lado, también vimos que la economía ha crecido muy magramente, o sea, en este sexenio crecimos menos del 2 por ciento por año, cuando la población aumentó más que eso”.

“Si hacemos un recuento de los 6 años, a junio de este año, vemos que la economía subió 7.3 o 7.4 por ciento, cuando la población subió 10 por ciento, entonces ahí se ve un claro retroceso en el cual nos falta dinamizar más el crecimiento porque no es suficiente para el tamaño de país que tenemos y la necesidad de empleo”, dijo.

Añadió que en materia de generación de empleo se llegaron a crear únicamente 270 mil plazas formales por año, cuando se requieren alrededor de un millón de puestos laborales.

Ante estos resultados, Gutiérrez Muguerza apuntó que es necesario que México aplique una nueva política industrial, tal y como lo ha planteado el Presidente electo, Enrique Peña Nieto, en el sentido de pasar de una “integración comercial a una integración productiva”, que tenga como objetivo elevar dramáticamente el contenido nacional y el valor agregado de nuestras exportaciones, aunado a la implementación de  programas de sustitución competitiva de importaciones.

“Creemos en el país, creemos que necesitamos crecer más. Le estamos apostando que el país crezca en más del 6 por ciento en los siguientes años y, para eso, se requiere material. Creemos también que va a ver un poco más de pragmatismo para reorientar los modelos económicos, privilegiar más el empleo dentro del país”, indicó.

En su ponencia: “Transitando hacia una Plataforma Industrial Norteamericana”, Gutiérrez Muguerza insistió que en el caso de la región de América del Norte, el nuevo enfoque de pasar de la “integración comercial a la integración productiva”, permitirá rescatar la competitividad perdida, ya que China ha desplazado a Canadá y a México en el mercado de los Estados Unidos.

Y es que el llamado Dragón Asiático acapara actualmente el 17.4 por ciento del mercado norteamericano, mientras que los canadienses abarcan un 15 por ciento y México posee un 12 por ciento.

“Esto demuestra que es falso que la apertura por sí sola nos haga más competitivos. La competitividad es una tarea conjunta que requiere corresponsabilidad. Si se reducen los aranceles y se abre la economía a diestra y siniestra tenemos que contar con costos de energía competitivos, gobiernos eficientes, e infraestructura adecuada, si no, no funciona”, especificó.

Finalmente, Gutiérrez Muguerza subrayó que articular verdaderas políticas industriales implica desencadenar el potencial creativo de la fuerza laboral, promover la innovación productiva, pero sobre todo, invertir mucho más en ciencia y tecnología.

“No podemos, como país, permitir que la gigantesca inversión en educación que realizamos siga arrojando resultados tan pobres. En México se invierte el 4 por ciento del gasto público en el rubro educativo y únicamente contamos con el uno por ciento de la población con educación superior; mientras que en Estados Unidos se invierte el 3.2 por ciento de sus recursos y su población educada a nivel universitario llega al 10 por ciento o como Japón que invierte el 1.8 de su dinero y su gente universitaria llega a un 19 por ciento”, expresó.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar