INTERNACIONALES

Pronostican luces en mercado siderúrgico Latinoamericano si se aseguran condiciones justas para el comercio

Santiago, Chile, 15 de mayo, 2014.- En la reunión semestral del Directorio de Alacero, la Asociación Latinoamericana del Acero, acontecida el martes pasado en Bogotá -Colombia- y presidida por Martín Berardi, se analizó la actual situación de la cadena de valor del acero, y se trazaron líneas de acción para reforzar sus objetivos de promoción de la industrialización y aseguramiento del comercio justo en la región.

América Latina: un presente difícil con luces en el mediano plazo

Alacero compartió con el Directorio un informe sobre la economía regional y sus repercusiones en la siderurgia.

Mientras en 2011 el PBI regional había crecido 4%, el año 2013 cerró con un avance más moderado de sólo 2,2%. Aunque el año pasado fue difícil para varias economías latinoamericanas, en 2014 los primeros pronósticos hablan de un crecimiento levemente por encima del anterior: 2,3%. El panorama se vuelve más alentador hacia 2015, cuando se espera que se consolide el crecimiento regional, favorecido por la recuperación de las economías de los países desarrollados.

La producción industrial, un indicador más crítico del pulso de la industrialización, creció en 2013 solo 0,5%. Esta cifra muestra el virtual estancamiento de la actividad y se torna más dramática al observar quesigue a una caída previa de -0,3% en 2012. Las expectativas para 2014 son un poco más positivas, con pronósticosde crecimiento industrial de 1,9%. Sin embargo, siguen sin ser suficientes para hablar de un realretorno de la región al camino de la industrialización.

Los escenarios para los próximos 2 años difieren de país en país. En algunos casos son menos propicios y estarán marcados por inflación y posible estanflación, deterioro de los precios de las “commodities”, restricción del gasto público y contracción de la inversión privada. En otros, más alentadores, con agendas de inversión en infraestructura y recuperación de los mercados consumidores de acero.

En línea con el PBI y la industria, los principales sectores consumidores de acero mostraron moderada expansión en 2013. La construcción (47% del consumo de acero de la región) solo creció 1,4%. El sector automotriz se expandió 7,1%. Por su parte, el sector de productos metálicos cayó -1,8% en 2013. En 2014y 2015, estos escenarios mejorarán debido a la recuperación en la producción de productos metálicos y de cierto crecimiento en el sector automotriz y en construcción.

De ese modo, en 2013 el consumo aparente de acero no logró crecer versus 2012 y mostró resultados disímiles por país. Brasil se expandió 4,8%, Argentina, 2,8%, México cerró el año cayendo -8% su consumo; Chile, -11,9% y Venezuela -5,3%. Colombia solo expandió su consumo 1,1% y Perú creció 7%. Sin embargo, las expectativas latinoamericanas para el año en curso son más alentadoras, con un crecimiento de4,5%, que continuaría expandiéndose 3,1% en 2015.

Asegurar el comercio justo en la región

Uno de los temas que ocupa a la industria y su cadena de valor es el marcado crecimiento de América Latina como destino de las exportaciones de acero y productos con contenido de acero provenientes de China, muchas de ellas en condiciones de comercio desleal; preocupación que se viene extendiendo a Turquía.

América Latina representa poco menos del 5% del consumo mundial de laminados (casi 67 millones de toneladas anuales). Sin embargo, en 2013 significó 9% de las exportaciones totales de laminados de Turquía y10% de las de China. Esto da cuenta del atractivo de la región para ambos países.

Alacero monitorea el comercio entre América Latina y China de materias primas, laminados y el comercio indirecto de acero desde hace varios años. Recientemente, Alacero sumó un Anuario de comercio con Turquía, presentado al Directorio.

El mismo muestra que en 2013, Turquía exportó 1,26 millones de toneladas de acero a la región, concentradosen productos largos para la construcción. Este país abasteció el 20% de las importaciones de largos llegados a América Latina desde el exterior.

El caso de China es mucho más grave. En los últimos 6 años, entre 2008 y 2013, las exportaciones chinas de laminados hacia el mundo crecieron solo 5,2%, pasando 51,4 millones de toneladas a 54,1 millones. Sin embargo, en el mismo período, el acero laminado que China exportó a América Latina más que duplicó suvolumen: aumentando de 2,6 millones de toneladas en 2008 a 5,7 millones de toneladas en 2013.

El Directorio reforzó la necesidad de que Alacero continúe realizando seguimiento de las medidas antidumping y salvaguardas comerciales en la región, y colaborando con sus socios con información sobre lasacciones adoptadas por país, transformándose en un vaso comunicante entre realidades similares. Al igualque reforzando el llamado a los gobiernos de la región para enfrentar el comercio desleal.

Martín Berardi, su Presidente, fue claro sobre el rol de la Asociación: “Alacero debe profundizar aún más sulabor de dar a conocer a la opinión pública el daño que la llegada de productos en condiciones desleales ysubsidiadas –especialmente desde China- ocasiona a América Latina en términos de empleo, disminuciónde ingresos por impuestos, desincentivo a la inversión y sustentabilidad económica de largo plazo”.

El factor medio ambiente

Otro de los temas tratados fue la vinculación entre regulación medioambiental y comercio internacional ysus consecuencias sobre América Latina y la industria del acero. América Latina tiene muy poco peso en losproblemas ambientales. La industria del acero de la región genera solo el 0,23% de las emisiones globalesde CO2. Aun así, trabaja para medir y minimizar su impacto en todos sus procesos productivos. Sus principalesempresas participan activamente del programa “ClimateAction” de worldsteel, la asociación mundialdel acero, reportando sus emisiones, y además desarrollan prácticas internas de cuidado ambiental.

Sin embargo, las empresas siderúrgicas latinoamericanas deben operar en un contexto regulatorio mundialde medidas poco claras y poco parejas en lo que respecta a exigencias medioambientales, cuando se tratadel intercambio de bienes entre países. Existen vacíos legales y faltan criterios unívocos.

Ante esta situación, Alacero respalda los principios impulsados por los gobiernos latinoamericanos, quedefienden los principios de equidad, con responsabilidades diferenciadas que compensen la deuda históricaambiental de los países desarrollados. Asimismo demandan apoyo financiero y tecnológico para enfrentarla problemática del cambio climático.

A través de su Directorio, Alacero ha propuesto adoptar criterios comunes a ser considerados en las regulacionesnacionales y supra-nacionales, entre los que se encuentran: 1) la evaluación de similitudes entreproductos nacionales e importados, siguiendo el precepto de no discriminación de la OMC; y 2) el apoyo amedidas ambientales que: a) no restrinjan ni obstaculicen el comercio, b) aseguren legitimidad ambiental yno persigan meros fines recaudatorios, y c) se basen en evidencia científica.

Alacero anunció que estos temas serán parte del Congreso Alacero-55, que tendrá lugar en Ciudad de México,

entre el 9 y el 11 de noviembre. Los mismos serán abordados por especialistas de primer nivel entre los que se cuentan: Emilio Lozoya (Director General de PEMEX), Edwin Basson (Director General de worldsteel) y Aryam Vázquez (Economista Senior de Oxford Economics). Además, este año el Congreso incluirá Alacero-Next, un panel especialmente dedicado a la innovación y tecnología, del que participará Harold Sirkin (Socio Senior de BCG y autor del bestseller “Globality”), y un debate con 11 de los más importantes CEOs de la siderurgia latinoamericana que darán su visión sobre el futuro del acero regional.

Acerca de Alacero

Alacero –Asociación Latinoamericana del Acero- es la entidad civil sin fines de lucro que reúne a la cadena de valor del acero de América Latina para fomentar los valores de integración regional, innovación tecnológica, excelencia enrecursos humanos, responsabilidad empresarial y sustentabilidad socio-ambiental. Fundada en 1959, está integrada por 48 empresas de 25 países, cuya producción -cercana a las 70 millones de toneladas anuales- representa el 95% del acero fabricado en América Latina. Alacero está reconocida como Organismo Consultor Especial por las Naciones Unidas,

y como Organismo Internacional No Gubernamental por parte del Gobierno de la República de Chile, país sede de la Secretaría General.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar