Nacionales

Piden acereros condiciones de competencia justas: Alacero

5 de Junio de 2015.- La Asociación Latinoamericana del Acero (Alacero) emitió un comunicado hoy en donde llama a cada país de Latinoamérica para aplicar mecanismos de defensa autorizados por la Organización Mundial del Comercio (OMC), para detener el avance de la competencia desleal.

Refiere que esta semana, el Ministerio de Economía de Guatemala publicó la Resolución 583, en la que resuelve no imponer medidas antidumping a las importaciones de acero galvanizado provenientes de la República Popular China.

La investigación de estos productos había sido solicitada por Ternium Internacional Guatemala, S. A. en diciembre de 2013 y fue iniciada el 5 de marzo de 2014.

Esta Resolución deja un flanco abierto en la región para la entrada de productos subvencionados y por dumping, y se pronuncia en una forma que se aleja de las decisiones tomadas por otros gobiernos de la región y el mundo en favor de la competencia leal y el apoyo a las regulaciones internacionales de la OMC.

El problema de las importaciones de acero desde China es grave y afecta a la gran mayoría de los países de la región.

Altos Hornos de México anunció el recorte de 4,500 trabajadores entre contratistas y personal de confianza, además de tener que cancelar inversiones por $3,900 millones de pesos; mientras que la empresa Deacero ha tenido que reajustar unas 2,000 personas, 25% de su plantilla laboral, debido a la caída en precios del acero y la competencia desleal de China y Arcelor Mittal ha tenido que hacer algunos paros técnicos y darle vacaciones obligadas a su personal.

En América Latina, existen actualmente 24 resoluciones vigentes contra las importaciones de acero desde China, a las que se suman otras 12 investigaciones en proceso.

El acero de China es producido en empresas que no se rigen por las leyes de mercado sino que están dirigidas y subsidiadas directamente por el gobierno, lo que les permite operar a márgenes que serían económicamente insustentables para cualquier empresa privada.

La importación indiscriminada de estos productos con precios en condiciones de dumping está poniendo en riesgo la competitividad y miles de empleos de América Latina.

“Al no reconocer el daño que las importaciones chinas están causando a la planta productiva de Guatemala, se ponen en riesgo más de 250 empleos directos en Guatemala, más de 350 en Centroamérica y más de 1,200 indirectos, con remuneraciones anuales por más de 50 millones de quetzales.”- expresó Sebastián Castro, Director de Ternium en Centroamérica.

Por otra parte, algunos gobiernos están comenzando a tomar creciente conciencia del peligro que las importaciones chinas significan. Así, por ejemplo en México -caso cercano a Guatemala- se han aplicado ya 13 medidas con cuotas antidumping definitivas del 15%-99%.  Aún más, el día en que el gobierno de Guatemala declara que no existe dumping por parte de China, el gobierno de Estados Unidos inicia una investigación contra China por comercio desleal en los mismos productos, demostrando un dumping de 120%.

Ante esta situación Alacero llama una vez más a cada país de América Latina a aplicar de forma efectiva e inmediata los mecanismos de defensa, autorizados por la Organización Mundial del Comercio (OMC), para detener el avance de la competencia desleal, ya que no es posible que una empresa privada enfrente al gobierno chino y sus empresas siderúrgicas, que son de su propiedad.

Por Verónica Flores

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar