INTERNACIONALES

Una cuestión de dinero *

Munich, 16 de octubre 2013.- Hace un año, el ministro de Finanzas alemán Wolfgang Schäuble me dio una buena reprimenda . ¿Por qué? Debido a que había emitido una advertencia de que , con el sindicato bancario europeo , los políticos se preparan para cambiar las pérdidas de la amortización de los bancos más endeudados de Europa a los contribuyentes para proteger a los acreedores de los bancos. En el momento Schäuble despreciado esta idea , pero ahora está un poco caliente bajo el cuello de él como la espiral de responsabilidad puesto en marcha se está saliendo de control. Schäuble se describen las propuestas más recientes de la Comisión en la violación del Tratado de Maastricht. Ya sea que sea cierto o no, él tiene razón para estar preocupado.

Las deudas bancarias de los seis países afectados por la crisis – Grecia, Irlanda, Portugal, España y Chipre ( GIPSIC ) – ascienden a € 9000 mil millones , mientras que los activos de los bancos son ligeramente superiores. Esto representa dos veces y – uno-mitad del total de la deuda pública de estos países. Muchos bancos GIPSIC están paralizadas y al borde de la quiebra. Durante los últimos cinco años de la crisis se han mantenido a flote con enormes préstamos especiales (medida por los saldos de destino ) emitidos por el Banco Central Europeo (BCE ), que alcanzó un máximo de € 1 billón. Estos préstamos especiales sólo estaban mal garantizados , lo que el Presidente del Bundesbank para expresar una severa advertencia.

Los cálculos semi – oficiales y oficiales de reclamaciones tóxicos de los bancos están creciendo constantemente y ahora se estiman en más de medio billón de euros en los países GIPSIC. Estimaciones privadas son aún mayores . En las últimas semanas , una nueva estimación interna del banco central italiano fijó la cifra en 250 millones de euros en Italia. En vista de los fondos propios agregados del sistema bancario italiano de 382 millones de euros, lo cual es suficiente para cumplir con los requisitos reglamentarios , se trata de una cantidad alarmante.

Es bueno que la Comisión ha retractado de su posición de hace un año , por lo que insistió en que no debería haber ningún rescate , o que los acreedores no debe soportar ninguna de las pérdidas , hasta el año 2018 . Esta posición , que fue duramente criticada en su momento en dos apelaciones casi idénticos por 480 economistas alemanes , ha sido abandonado. Las cantidades pendientes potencialmente a pérdidas y ganancias son tan grandes que la capacidad financiera del contribuyente apenas puede cubrir – aparte del hecho de que no hay ninguna razón por qué los inversores deberían ser absueltos de sus riesgos de inversión. En este sentido Chipre marcó un punto de inflexión, ya que los acreedores de los bancos en cuestión no estaban totalmente protegidos. Los fondos de rescate de la Comunidad y el BCE no fueron suficientes para cubrir las pérdidas en este caso, incluso a pesar de que en conjunto superaron el producto nacional anual de Chipre.

La UE propone ahora un orden jerárquico para la distribución de las pérdidas. Capital social encabeza naturalmente la lista, seguido de híbridos de capital y otras formas subordinadas de capital prestado. Si eso no es suficiente, el país domiciliación tendrá que asumir la responsabilidad de un 4,5% del total de activos ponderados por riesgo. Esto, sin embargo, suena mejor de lo que es . En primer lugar, el 4,5 por ciento son , en realidad, por lo general no más de 2 por ciento de los activos totales, debido a que muchos activos críticos , especialmente bonos del gobierno, no lo son, o sólo parcialmente , incluidos en el total de activos ponderados por riesgo. En segundo lugar , el país domiciliación no tiene que aportar nada si esto empujaría al borde de la quiebra . En tercer lugar, los fondos ESM se prevé sin duda para compensar las pérdidas más altas, lo que contribuye el 80 por ciento, mientras que el país domiciliación aporta el 20 por ciento. En cuarto lugar, el ESM no sólo debe asumir las pérdidas derivadas de las nuevas inversiones del banco, sino también de los viejos acumulados antes de la constitución del sindicato bancario. En quinto lugar, los políticos han torpedeado la ley del más fuerte, con una larga lista de excepciones que protegen a los acreedores bancarios y se lee como una lista de deseos bajo un árbol de Navidad.

Todos los préstamos garantizados, por ejemplo, se excluyen, sin importar la calidad de las garantías constituidas . Esto cubre todos los préstamos del BCE, incluidos los que sólo se garantiza con los bonos del Estado que se han dado la categoría de basura por las agencias de calificación . Los préstamos interbancarios a corto plazo y los depósitos de hasta 100.000 euros también están excluidos , lo que corresponde al doble de los activos de la familia media en la mayor economía de Europa.

Los bancos ahora a tratar de reestructurar su base de acreedores a fin de que se les deja casi exclusivamente con los acreedores protegidos . El ESM entonces en última instancia no tienen otra opción que correr con la totalidad del proyecto de ley. La Comunidad debe protegerse contra este escenario mediante la imposición de normas sobre la cantidad mínima de capital de garantía . Pero tales normas se han introducido . En su lugar, cada país es libre de decidir la cantidad a voluntad. Al final , no es realmente una cuestión de racionalidad y eficiencia. Se trata de dinero, una cantidad seria de dinero.

 

Hans -Werner Sinn, Profesor de Economía y Finanzas Públicas de la Universidad de Munich y Presidente del Instituto Ifo

 

 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar