Economia y PoliticaLo Más Nuevo

Altas tasas de interés e inflación presionan a economía global.- Luis Miguel González

25 de enero de 2023.- De acuerdo con Luis Miguel González, Director Editorial de El Economista, la economía global arrancó el año presionada por las altas tasas de interés y los niveles de inflación.

González señaló lo anterior en su participación en Norte Económico, de Grupo Financiero Banorte, GFNorte,donde mantuvo un diálogo con Alejandro Padilla, Director General Adjunto de Análisis Económico, y con Lucero Álvarez.

Se profundizó en torno a una posible recesión en Estados Unidos y sus consecuencias a nivel internacional.

El consenso es que en este 2023 se registrará una caída económica en el país vecino, pero que tiene las herramientas necesarias para que no se salga de control:

“Nosotros en Banorte traemos un estimado de crecimiento (para Estados Unidos) de 0.8% (del PIB). Esto implica una recesión moderada de corta duración en nuestro principal socio comercial y por ello, es que, para México, también estamos con una expectativa de crecimiento menor a la que vimos en 2022 (de 1.5%)”, destacó Alejandro Padilla.

Durante la mesa de diálogo, se explicó que es importante tomar en cuenta variables no económicas que pueden cambiar el panorama porque son las que han tenido un mayor impacto en los últimos años (como la pandemia de COVID-19 y la invasión de Ucrania).

“Lo más fácil de pronosticar es la economía cuando sacamos variables económicas. Una vez que metemos en la licuadora variables políticas, geopolíticas y sociales, se vuelve muy complicado asomarse al futuro”, advierte Luis Miguel González.

Tasas de interés: ¿Banxico seguirá con los incrementos?

En cuanto a las tasas de interés, los bancos centrales siguen controlando los altos niveles de inflación, por lo que no se espera un gran cambio en el corto plazo. Banorte prevé que la Reserva Federal (Fed) termine el año con una tasa de 5% o 5.25%. Para el Banco de México, el pronóstico es que siga con los aumentos en el primer trimestre del año hasta llegar al 11%, nivel que mantendrá algunos meses hasta finales de 2023 cuando comience a hacer recortes y termine en un 10%.

“Pensamos que a lo mejor hacia finales del año Banxico sí podrá recortar tasas, a lo mejor en las últimas dos reuniones (del año), a pesar de que el Fed no lo haga. Esto nos habla de la gran complejidad que vamos a seguir viendo en términos de la política monetaria”, señaló Alejandro Padilla.

“Yo sí creo que el Banco de México se va a desligar de lo que está haciendo la Fed al final del año, entre otras cosas porque empezó a subir tasas antes, va aproximadamente nueve meses adelante. Diría que sí hay condiciones y que un argumento adicional es la fortaleza extrema del peso”, secundó el director de El Economista.

El superpeso: ¿se mantendrá?

De acuerdo con Luis Miguel González, la moneda nacional se ha visto beneficiada por un mayor apetito al riesgo que ha llevado al tipo de cambio a su mejor nivel desde que empezó la pandemia de COVID-19. Adicionalmente, el país tiene un mayor margen fiscal para lidiar con una posible desaceleración económica.

“En 2020, México no gastó lo que gastaron otros países en programas de reactivación o de mitigación y eso hizo que su posición fiscal quedara menos comprometida que la de otros países de la región”, destacó González.

Sin embargo, el tipo de cambio no sólo son buenas noticias. El impacto que tiene en la economía deja algunos claroscuros que deben ser tomados en cuenta en las proyecciones del año.

Entre las ventajas que Lucero Álvarez ve en el superpeso son que la moneda mexicana ayuda a que la inflación baje, fomenta mayores flujos de inversión de cartera y es favorable para empresas que tienen deudas en divisas extranjeras e ingresos en pesos mexicanos. “De las desventajas que se llegan a mencionar es que esta situación puede desincentivar las exportaciones, ya que se vuelven relativamente más caras para los compradores en el extranjero”, afirmó Álvarez.

En este sentido, Alejandro Padilla explicó que en Banorte prevén “algunos meses relativamente positivos para el peso con una parte baja en los 18.50 este año y a lo mejor en algún momento podamos tocar los 20 saltos o el 21, pero conforme nos vamos moviendo hacia la segunda mitad del año, especialmente en el último trimestre del año, vemos ya un movimiento más hacia la zona del 20. De hecho, traemos 20 para finales del año, pensando justo en que Banxico pudiera desligarse del Fed y veremos ya cierto efecto de la recesión, si es que se materializa en el mundo sobre activos de riesgo, principalmente los activos de mercados emergentes”, concluyó.

Nearshoring: “México está de moda”

Por último, los participantes hicieron énfasis en los beneficios que seguirá trayendo el nearshoring. El país se ha beneficiado por la relocalización de la cadena de suministro a un lugar cercano del centro de consumo. No obstante, se prevé que este fenómeno tenga poco impacto en 2023 y que su verdadero potencial llegue a mediano y largo plazo. De tal modo, México debe estar preparado para recibir este tipo de inversiones.

 

 

Reportacero

 

 

Publicaciones relacionadas

Por favor acceder para comentar.

Botón volver arriba