Nacionales

Plantean organismos reactivación del mercado automotor

10 de diciembre de 2012.- Para plantear la visión de la industria y las propuestas de política pública del sector a la nueva administración gubernamental, los presidentes ejecutivos de la AMDA, de la AMIA, de la ANPACT y de la INA, presentaron el documento Diálogos con la Industria Automotriz 2012-2018, en la que plantean reactivar el mercado automotor interno. Los máximos representantes de las asociaciones coincidieron en que este documento resume las propuestas de trabajo del sector para la administración del Presidente Enrique Peña Nieto, esto con el objetivo principal de reactivar el mercado interno con todos los beneficios económicos y medio ambientales que esto significa.

En los últimos años las ventas en el mercado mexicano se encuentran 40 por ciento por abajo de la demanda potencial, misma que se estima superior a 1.4 millones de vehículos anuales, cuando las ventas en 2012 serán cercanas a 1 millón de vehículos comercializados, cifra similar a la de hace una década.

“Incluso este análisis ya lo conoce el ahora secretario de Economía Ildefonso Guajardo en su etapa de transición gubernamental”, destacó Guillermo Prieto Treviño, líder de los distribuidores de automotores del país.

El Presidente de la AMDA recalcó que el primer punto de la agenda conjunta del sector es reactivar el mercado interno, además de regular la importación a México de autos extranjeros a través de normas oficiales, dar garantías a las financieras para impulsar el crédito, así como eliminar totalmente gravámenes como la Tenencia Vehicular, entre otros.

“El objetivo es darle a la autoridad una ruta que dé certeza a las inversiones del sector, así como reducir la edad promedio del parque vehicular y bajar el dispendio energético, lo que al final resulte en un Plan Nacional de la Industria Automotriz”, dijo Prieto Treviño.

El principal lastre para la distribución automotor, puntualizó el presidente de la AMDA, son los más de 6.5 millones de unidades extranjeras que han entrado al país desde el 2005, las cuales han distorsionado el mercado interno e impactado de forma colateral a la comercialización de unidades nuevas.

“Hacemos un llamado a la autoridad para que ratifique el Decreto a la Importación de Autos Usados antes del 31 de enero próximo antes de que venza, ya que la normatividad que contiene permitió reducir en 32 por ciento la introducción a nuestro país de esa chatarra automotriz en el último año, además de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación ya ratificó la viabilidad y justificación del mismo”, dijo Prieto Treviño.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar