AUTOMOTRIZLo Más NuevoPortada

AMIA resalta la importancia del T-MEC para la industria automotriz y México

22 de agosto de 2022 – En relación con las posibles repercusiones para el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) en caso de que se llegara al establecimiento de un panel de resolución de controversias en materia energética, la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), comparte lo siguiente:

Reiteramos nuestro compromiso por hacer valer los acuerdos del Tratado siempre en beneficio de los ciudadanos mexicanos y el bienestar económico del país, así como estar dispuestos a mantener el diálogo, reconociendo las oportunidades que el T-MEC brinda a las tres naciones que lo conforman. El libre comercio intrarregional ha mantenido y reforzado una relación de trabajo colaborativo que ha favorecido el crecimiento y mutuo soporte para el desarrollo económico de diversos ámbitos; entre ellos, el automotriz.

Nuestro sector es el principal generador de divisas para la economía mexicana, con 32 de cada 100 dólares de las exportaciones manufactureras resultado de operaciones automotrices. Adicionalmente, en los últimos cinco años, 20% de la Inversión Extranjera Directa (IED) se ha dirigido a este campo. Durante el año anterior (2021) 53% de la IED fue de origen estadounidense y canadiense.

Gracias al T-MEC, México, Estados Unidos y Canadá como región, contribuyeron en 2021 con el 16.8% de la producción mundial de vehículos con base en las condiciones del tratado que permiten aprovechar sinergias regionales. Por ejemplo, gracias a ellas, México es el principal exportador de vehículos ligeros a Estados Unidos, con una participación de 35% de tales importaciones a su territorio.

Por otro lado, entre 2011 y 2021, nuestro país incrementó su participación en la producción regional en 4 puntos porcentuales, logrando colocarse como el séptimo productor y el quinto exportador de vehículos en el mundo.

El riesgo de que se emita una resolución contraria a la postura de México en materia de energía resultaría en fuertes consecuencias económicas y represalias arancelarias que interrumpirían la cadena de valor de la industria automotriz en la región.

En AMIA estamos convencidos de que el T-MEC brinda oportunidades únicas en materia de integración regional, sin que se afecten los procesos productivos de diferentes industrias. A su vez, genera incentivos para inversiones futuras, manteniendo a México como un mercado y país competitivo, conservando la generación de empleos, la transición hacia las energías renovables y avances en el cumplimiento de los compromisos en materia ambiental.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba