INTERNACIONALES

Apoyo de FMI a Venezuela, indispensable para salvar vidas: Borrell

23 Mar 2020.- El apoyo de la Unión Europea es indispensable para evitar un colapso humanitario en Irán y Venezuela ante la crisis del COVID-19, aseguró este lunes Josep Borrell, alto representante de la Unión Europea para Relaciones Exteriores y Políticas de Seguridad.

“Esto significa que deberíamos garantizar que esos países tengan acceso a la asistencia del Fondo Monetario Internacional (FMI). Y con Irán debemos asegurarnos de que el legítimo apoyo humanitario pueda proceder no obstante las sanciones de Estados Unidos”, indicó Borrell en un comunicado.

La afirmación fue saludada por Jorge Arreaza, ministro de Relaciones Exteriores del gobierno de Nicolás Maduro, y reiteró que las sanciones estadounidenses contra Venezuela e Irán causan un daño significativo.

La semana pasada, el presidente Maduro solicitó al FMI un apoyo de cinco mil millones de dólares para hacer frente a la pandemia de coronavirus en Venezuela.

El requerimiento fue rechazado por el organismo financiero internacional bajo el argumento de que no hay condiciones políticas para considerar a Maduro mandatario legítimo del país sudamericano.

En ese marco, Borrell aseguró que la crisis del coronavirus no es una guerra pero presenta los desafíos de una guerra, por lo que es indispensable movilizar y dirigir recursos en niveles sin precedentes.

“La solidaridad entre países y el estar listos para hacer sacrificios por el bienestar común son decisivos. Sólo trabajando juntos y cooperando entre fronteras se puede vencer al virus y contener sus consecuencias, y la Unión Europea tiene un rol central que jugar”, apuntó Borrell.

El alto representante aseguró que hay una batalla de narrativas de la política de la generosidad tanto en el mundo como al interior de Europa misma, por lo que es indispensable destacar la unidad y la cooperación multilateral.

“Falta mucho por hacer. Alrededor del mundo, cerca de 100 mil viajeros europeos se han registrado en embajadas y consulados locales, pero la cifra real de quienes necesitan volver a casa es mucho más alta”, reconoció el funcionario europeo.

“Una pandemia global requiere soluciones globales y la Unión Europa tiene que estar al centro de la batalla. Estoy en contacto con aliados de todo el mundo, Asia, Latinoamérica y África, para ayudar a construir una respuesta internacional coordinada”, añadió.

Borrell dijo que Naciones Unidas, la Organización Mundial de la Salud (OMS), el FMI y los países del G7 y el G20 requieren diseñar respuestas de manera coordinada a nivel científico, político y económico.

“Mientras que las necesidades son grandes en casa, la Unión Europea debe estar lista para ayudar a otros en situaciones frágiles que están siendo saturados por el riesgo. Sólo pensemos en los campos de refugiados en Siria y que pasaría si el COVID-19 llega ahí, a personas que ya han sufrido demasiado”, expuso.

África representa un punto de preocupación significativo, consideró el funcionario internacional, porque aunque tienen más experiencia que Europa en el manejo de pandemias por el ébola, sus sistemas de salud son en general muy vulnerables.

“El distanciamiento social y el confinamiento son exponencialmente más complicados en zonas urbanas densamente pobladas del África. Millones en África aseguran su sustento en la economía informal y tendrán que enfrentar el brote sin ninguna red de seguridad a nivel social”, apuntó Borrell.

“Deberíamos recordar también que ninguno de los anteriores problemas en los que nos enfocamos antes de la crisis del coronavirus ha desaparecido. De hecho, probablemente empeoren. Como Europa, hemos tenido que navegar en un mundo con crecientes tensiones geopolíticas, especialmente entre Estados Unidos y China”, reconoció.

(Notimex)

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar