Energía

Apoyo oficial a Pemex mantendrá presión a finanzas públicas: BBVA

20 Ene 2022.- Petróleos Mexicanos (Pemex) seguirá como una presión para las finanzas públicas del país en el mediano plazo en caso que el gobierno siga con el otorgamiento de apoyos a la empresa petrolera.

En un análisis hecho por el área de estudios del banco, precisó que en los años recientes las finanzas de esta empresa han sido beneficiadas por reducciones significativas en la tasa del Derecho de Utilidad Compartida, estímulos fiscales y aportaciones patrimoniales alineadas al perfil de vencimiento de su deuda de corto plazo.

“Este paquete de apoyo financiero del gobierno federal sin lugar a dudas ha contribuido a mitigar el impacto adverso de la pandemia por Covid-19, así como a disminuir considerablemente el endeudamiento neto de Pemex”, dijo BBVA.

Sin embargo, planteó BBVA, resulta “cuestionable” que durante los siguientes años Pemex pueda recibir paquetes de apoyo financiero similares a los de 2020 y 2021.

“Para mejorar sus finanzas de una manera más permanente, la empresa productiva del Estado tendrá que controlar mejor su gasto operativo y enfocar su inversión en los campos petroleros más productivos.

En este sentido, BBVA insistió que una medida adecuada sería que la empresa productiva del Estado retome los mecanismos de inversión entre privados, los denominados farmouts, lo cual le permitiría a Pemex atraer capital y conocimiento para la exploración y producción de nuevos campos, en particular en aguas profundas.

“También sería conveniente que Pemex eficiente su actividad de refinación antes de pensar en su expansión. Hacia delante, la empresa tendrá más dificultades para obtener financiamiento en términos competitivos debido al creciente número de inversionistas globales que adoptan criterios de sustentabilidad ambiental en sus decisiones de inversión”, apuntó

El análisis de BBVA trata sobre las presiones para la calificación crediticia del país por parte de las agencias calificadoras, en el cual se tocan diversos factores que podrían incidir en una baja a la nota de México.

En este sentido, detalló que el crecimiento económico y la evolución de los ingresos tributarios serán dos factores relevantes que influirán sobre la calificación crediticia soberana que otorgan las tres principales agencias calificadoras.

“Si bien el gobierno federal se ha mantenido al margen de proponer una reforma fiscal que apuntale los ingresos tributarios a través de la eliminación de exenciones al pago del IVA y mayores tasas impositivas sobre el ingreso, la expectativa de mayores ingresos tributarios para los próximos años se apoya en mejoras recaudatorias y acciones de simplificación administrativa y tecnológica con más autoridad de fiscalización para el cumplimiento en el pago de impuestos”, señaló.

De cumplirse lo anterior y con estabilidad en la deuda pública como porcentaje del PIB, el banco consideró que se mitigaría el riesgo de la pérdida del grado de inversión en los siguientes dos o tres años.

No obstante, puntualizó, los factores mencionados que presionan a las finanzas públicas continuarán presentes y ante un entorno macroeconómico complejo se podría deteriorar el perfil crediticio del país en el mediano y largo plazo.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba