Lo Más Nuevo

Retrasan inicio de obras de ArcelorMittal en Asturias

Agencias.- La carencia del trámite de evaluación de impacto ambiental retrasará entre tres y seis meses el inicio de las obras de construcción de las nuevas baterías de coque de Gijón, una inversión considerada clave para asegurar el futuro de la siderurgia en Asturias.

ArcelorMittal tenía previsto iniciar las obras de las nuevas baterías en enero de 2012, para su entrada en servicio durante el primer trimestre de 2014, pero ahora sufrirán un retraso.

Un grupo ecologista protestó a principios del verano y el nuevo Gobierno regional acordó, a finales del pasado mes de julio, obligar a la multinacional a someter su proyecto al correspondiente trámite de evaluación de impacto ambiental.

Después de muchos meses de reivindicaciones, la multinacional anunció a mediados de mayo su intención de invertir 147 millones de Euros en la factoría de Gijón para construir unas modernas baterías de cok que sustituirán a las actuales, ya muy deterioradas y con importantes problemas de funcionamiento.

La noticia fue considerada entonces como una apuesta de Mittal por las factorías asturianas y se señaló que la inversión garantizará el futuro de la siderurgia en España para los próximos años.

El gigante del acero informó a los sindicatos sobre el problema de la carencia del proyecto de evaluación ambiental en septiembre. Tras reconocer el error les señaló que el defecto estaba ya en vías de solución, así como que esperaba que el retraso fuera el menor posible. Fuentes sindicales comentaron ayer que en un principio se había hablado de una demora mínima para iniciar las obras de seis meses pero que después, y dependiendo de la marcha que lleven los trámites administrativos, el retraso podría llegar a reducirse hasta los tres meses.

La demora en el inicio de las obras de esta importante instalación llega en el peor momento, cuando la multinacional del acero ha empezado a cerrar instalaciones en Europa. Paralelamente, Mittal ha decidido apostar por sus plantas del Sur, especialmente las asturianas en donde, pese a la crisis y a las malas previsiones del mercado para los próximos meses, mantiene una buena producción en sus talleres, así como las inversiones, tanto en las nuevas baterías de coque, las más importantes, como en la remodelación del horno alto ‘B’, que ya está al final de su vida útil.

Fuentes de la empresa confirmaron que la reestructuración de la siderurgia en Europa, anunciada por Mittal a finales del pasado mes de septiembre, no afectará en absoluto a las inversiones previstas para Asturias.

ArcelorMittal adjudicó el proyecto de construcción de las baterías a la empresa de ingeniería polaca Koksoprojekt BP. Las nuevas instalaciones ocuparán una línea ubicada frente a las actuales baterías y tendrán una capacidad para producir mil 400 toneladas de cok al día. Las baterías estarán capacitadas para producir las 700 mil toneladas que necesitan los dos hornos de Gijón.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba