Colaborador Invitado

Nómina no agrícola y desempleo, ¿señales contrarias?

Por Gabriela Siller

La creación actual de empleo en EU aun no es suficiente para reponer las posiciones perdidas en la crisis.

Durante junio la nómina no agrícola de EU mostró una creación de 195 mil posiciones en el mercado laboral de ese país, al mismo tiempo que la tasa de participación laboral subió significativamente y la tasa de desempleo permaneció sin cambios.

Estos indicadores se han convertido en los más esperados y analizados a nivel internacional, ya que de ellos depende la continuación de la política monetaria acomodaticia de la Fed. Como consecuencia, son los que tienen el mayor impacto en el mercado financiero, inclusive por arriba del crecimiento del PIB. Durante la crisis financiera de EU, específicamente de febrero 2008 a febrero 2010, se cerraron más de 8 millones de posiciones laborales, las cuales sumadas a las 125 mil que deben de crearse cada mes da un total de casi 12 millones de empleos perdidos o que dejaron de generarse en ese país. De marzo 2010, cuando la nómina no agrícola regresa a terrenopositivo, a la fecha se han dado un avance de sólo 1,447 posiciones respecto a las que se perdieron en la crisis. Así, aun y cuando la nómina no agrícola lleva 12 meses consecutivos con una creación por arriba de 125 mil posiciones, se encuentra lejos de regresar a la normalidad.

Cabe destacar que la participación laboral y la productividad juegan también un papel muy importante. Durante la crisis la tasa de participación laboral disminuyó significativamente, ya que había personas que deseando tener un trabajo no lo buscaban por la dificultad a encontrarlo. Ahora, las oportunidades parecen abrirse y cada vez más personas regresan al mercado laboral, lo cual parece dar señales encontradas del empleo en EU, cuando en realidad está reflejando una lenta mejoría. En el caso de la productividad la mayor eficiencia de las empresas, resultado del estrés por el que pasaron para reducir sus costos en la crisis, genera un menor ritmo de crecimiento en la demanda de empleo, en relación al crecimiento de la producción. Obviamente la incertidumbre sobre la política monetaria y la política fiscal tampoco ayudan en el escenario de lenta recuperación.

Sin embargo, se espera que en el mediano plazo la tendencia se revierta, una vez que la fuerza laboral se acerque a los niveles pre crisis, para terminar el año con una tasa de desempleo en EU cercana al 7%.

Utilizando una regla de tres simple resulta que deben de crearse al menos 230 mil posiciones de empleos mensuales (que contrastan con las 195 mil de los dos meses anteriores) durante 36 meses para alcanzar una tasa de desempleo del 6%. De esta forma, a pesar de las ganancias el mercado laboral de EU se tardará al menos tres años más en regresar a la normalidad.

 

Gabriela Siller Pagaza, PhD, Director de Análisis Económico Financiero de Banco Base

[email protected]

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba