INTERNACIONALES

BBVA ofrece financiación flexible a pequeños negocios ligada a la facturación de sus TPV

Más de 200.000 pymes y autónomos de España, México, Colombia y Turquía ya pueden solicitar financiación personalizada a través de la ‘app’ o la web de BBVA, de forma 100% digital y disponible de forma inmediata. Esta financiación basada en los ingresos del cliente, se concede y se devuelve en función de la facturación diaria del comercio a través de sus Terminales Punto de Venta (TPV) de BBVA, Link de Pago, QRs y Bizum. Los pequeños negocios disponen así de un impulso financiero extra para hacer frente a sus necesidades de liquidez, como por ejemplo, reforzar su ‘stock’ durante campañas de venta estacionales como la de Navidad. Antes de que finalice 2023, el banco prevé implantarlo de forma progresiva en Perú.

BBVA está impulsando una innovadora solución de financiación dirigida a pymes y autónomos, cuyo límite concedido se calcula con herramientas de analítica avanzada, en función de las ventas que factura cada negocio a través del cobro con tarjetas, Link de Pago, QRs y Bizum. Cuanto mayor sea su facturación con BBVA, mayor será el límite del que pueda disponer. Su devolución también se produce automáticamente en base a un porcentaje determinado, diferente para cada país, sobre esta facturación diaria.

Más de 200.000 pymes y micronegocios ya pueden disponer de esta opción de financiación flexible en España (donde recibe el nombre de Préstamo TPV Online), México (Anticipo TPV), Colombia (Adelanto de Ventas) y Turquía (PoS Linked Loan). Antes de que finalice 2023, el banco prevé implantarlo de forma progresiva en Perú con el nombre de Anticipo PoS.

“Tradicionalmente, este segmento empresarial ha tenido dificultades para acceder a soluciones de financiación bancaria”, explica Laura Argüelles, responsable global del producto en el equipo de Desarrollo de Soluciones digitales para Empresas de BBVA. “Nuestra solución digital, sencilla y vinculada a las ventas les permite disponer de un impulso financiero extra para hacer frente a sus necesidades de liquidez como, por ejemplo, digitalizar su actividad o reforzar su ‘stock’ durante campañas de venta estacionales como la de Navidad”.

Para calcular el límite de financiación ofrecido a cada cliente, BBVA analiza, entre otras variables, la facturación que ha realizado en los 6-12 meses anteriores a través del Terminal Punto de Venta. Así, obtiene una fotografía muy precisa de su capacidad crediticia. En función de estos datos sobre su estado financiero real, BBVA les ofrece una cantidad adaptada a su capacidad de devolución. La disponibilidad es inmediata y sin intereses, con una única comisión de apertura. Para devolver la financiación, el comercio abona de forma automática un porcentaje de los cobros que efectúa cada día con el TPV. El porcentaje de devolución está adaptado a la idiosincrasia de cada país y al plazo de financiación. En España, por ejemplo, corresponde al 20% de la facturación diaria para un plazo máximo de 5 meses.

De este modo, la financiación es flexible en un doble sentido. Por un lado, el límite de préstamo que se concede a cada cliente depende de su volumen de facturación a través del TPV de BBVA, por lo que cuanto más lo utilice mayor será la financiación a la que pueda optar. Por otro lado, su devolución está automatizada y también vinculada a la facturación diaria del cliente, por lo que los días sin ventas el banco no retiene ninguna cantidad por el préstamo.

Se trata de financiaciones a corto plazo, entre 4 y 12 meses, que el comercio puede contratar de forma 100% digital, es decir, sin papeleo y sin necesidad de acudir a una oficina bancaria. Además, en cualquier momento puede saldar la deuda sin coste adicional y optar a una nueva financiación si conserva sus condiciones crediticias. De hecho, en España, en torno al 70% de los clientes que se acogen a una financiación de este tipo vuelven a utilizar otra en los siguientes 12 meses, lo que indica su satisfacción con la solución que les ofrece el banco. La solución también promueve el uso de los Terminales Punto de Venta de BBVA frente al uso de efectivo u otras soluciones de cobro, lo que permite al comercio acceder a importes de financiación mayores en un futuro.

El banco trabaja además en un proyecto piloto en España con el que calcula los límites de la financiación en base a la predicción de ventas futuras, utilizando algoritmos de inteligencia artificial. De esta forma, permitirá adaptar la financiación a la estacionalidad y las tendencias de venta específicas de cada comercio.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba