Nacionales

Crecen importaciones Chinas 112.5% entre Enero-Junio 2105: CANACERO

18 de Agosto de 2015.- La Cámara Nacional de la Industria del Acero (Canacero) refiere en un comunicado que China al devaluar su moneda en lugar de revaluarla opta por volver a abaratar artificialmente sus productos en los mercados externos.

Señala que abandona fincar su crecimiento en su mercado interno y elige por volver a los mercados externos, al tiempo que envía una importante señal negativa de que en vez de transitar hacia una economía de mercado opta por la intervención estatal y permanecer como una economía no-de mercado.

Indica que en el caso de las empresas siderúrgicas, el Estado chino tiene una participación del 75 por ciento; es decir la industria la opera el gobierno con lo cual las decisiones de producción no se toman en función de la rentabilidad de las empresas como en las economías de mercado, sino de la estrategia del gobierno por ocupar un mayor mercado a nivel global, mantener el empleo en su país, así como el ritmo de sus inversiones; y la apertura selectiva que no permite la entrada a China de capital extranjero a sectores estratégicos, como es el siderúrgico, entre otras.

Detalla que la mejor muestra de esto es que la industria siderúrgica China viene operando con pérdidas desde antes de 2014 sin que haya habido quiebras o cierres, esto es solo posible al ser empresas de Estado.

Otra cara de este mismo problema lo constituye el exceso de capacidad de producción de China que ha implicado una sobreoferta de acero laminado en el mercado mundial del orden de las 425 millones de toneladas, que al ser generado con costos subsidiados entra a los mercados internacionales con precios sensiblemente menores a los de sus costos reales de producción, con lo que los países emergentes y las empresas vinculadas con este sector han enfrentado un contexto anticompetitivo y una pérdida de rentabilidad.

Los efectos en la economía mexicana por las recientes devaluaciones del yuan en 4.06 por ciento, que se traduce en un tipo de cambio de 6.401 yuanes por dólar, afectarán de manera importante a industrias como la siderúrgica, ya que se agravará la problemática de las importaciones de acero en condiciones desleales a México.

Las importaciones de acero laminado a México de China antes de las devaluaciones del yuan ya mostraban un fuerte incremento. Entre enero-junio 2015 dichas importaciones crecieron 112.5 por ciento con respecto al mismo periodo de 2014.

La balanza comercial siderúrgica a junio de 2015 cerró con un déficit de 4.65 millones de toneladas, un 55.8 por ciento mayor a igual periodo del año pasado.

Debemos reforzar las medidas actuales y seguir actuando para que nuestra planta productiva no se vea vulnerada por las decisiones que se toman en el extranjero, decisiones de gobiernos que ejercen política en función del bienestar de su propia nación.

El esquema de precios artificialmente bajos pone en riesgo la soberanía de un sector estratégico, ya que una vez que la competencia quede fuera del mercado, el país asiático mantendrá una posición dominante en el mismo que le permitirá controlar la oferta e incidir casi unilateralmente en los precios. Por lo que la presión existente no solo se da sobre la competencia directa que representa China en las exportaciones mexicanas, compite con el 75 por ciento de las mismas, sino que constituye un golpe para el mercado interno.

En este entorno, la Confederación de Cámaras Industriales y la Cámara Nacional de la Industria de Transformación hicieron un pronunciamiento sobre la afectación que implica la devaluación del yuan, el golpe que representa para el sector productivo y la amenaza que implica para más del 70 por ciento de las exportaciones mexicanas hacia Estados Unidos.

Derivado de lo anterior, seguimos viendo acciones específicas de gobiernos para acotar los efectos y distorsiones generadas por esto, como son los casos del alambrón chino que se importa a Turquía, al cual se le aplicaba un arancel del 12 por ciento en 2014 y aumentó hasta llegar al 30 por ciento este año; así como los aceros largos y planos que India importa de China, a los cuales les aumentó el arancel de 7.5 a 12.5 por ciento.

Los países que no reaccionen rápida y eficazmente serán los más afectados, no solo en el sector acero sino en la industria en general.

Por Staff de ReportAcero

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar