Nacionales

Pide CCE acelerar Reforma Energética

12 de nov. 2013.- La reforma energética ya no puede esperar. Si la aprobación de la reforma se posterga, los mexicanos seguiremos pagando más por los energéticos y las materias primas, lo que implica que nuestras empresas seguirán perdiendo competitividad, afirma la comisión de Energía del Consejo Coordinador Empresarial.

“La posibilidad de aprobar la reforma energética es ahora, y el país la necesita para acelerar su desarrollo. No podemos esperar más y arrebatar esta oportunidad a los mexicanos, aseguró Jaime Williams Quintero, presidente de la Comisión de Energía del CCE en un comunicado.

Por ello, el CCE exhortó a los legisladores a que aprueben este año la reforma energética, y no dejen ir la oportunidad de contar con mayores posibilidades de empleo para un país cuyos ciudadanos merecen vivir mejor.

La problemática del sector la conocemos todos, señaló Williams. México es un país rico en hidrocarburos, sin embargo se importan gas natural, gasolinas  y petroquímicos.

México tiene también abundantes recursos renovables que no se aprovechan a su máximo potencial; pese a que se han desarrollado tecnologías de punta y gas natural y se paga una de las tarifas eléctricas más caras del mundo.

Añadió que los beneficios que se empezarán a observar con la reforma es que al desarrollarse la industria, habrá nuevas empresas y menores tarifas en los energéticos, y a mediano plazo, se crearán cerca de medio millón de empleos más en este sexenio y 2 y medio millones más para 2025, en todo el país.

Uno de los beneficios de aportar la Reforma Energética que propuso el Ejecutivo es que se podrían solucionar los problemas que aquejan a Pemex y a CFE desde hace varios años y que han impedido el desarrollo de áreas como la petroquímica, producción, transporte y distribución de gas natural, suministro de insumos para petroquímica y  un suministro de electricidad competitivo, entre otros.

“Los rezagos en estas áreas han obligado a las empresas a pagar más por estos energéticos, quedando en desventaja comparativa en la región, y poniendo en riesgo sus mercados”, declaró Williams a la prensa.

Por otra parte, en el periódico Excélsior se publicó que los dirigentes del CCE y de Coparmex señalaron que de concretarse la Reforma Energética, la iniciativa privada podría invertir 50,000 millones de pesos en áreas como exploración, explotación de hidrocarburos en aguas profundas, pozos petroleros y gas.

Queda claro que es necesario modernizar el sector y sentar las bases para que la industria petrolera y eléctrica sean motores de crecimiento y ocurra una “transición energética acorde con los compromisos internacionales y las metas nacionales que nos hemos trazado”, dijo la senadora por el PVEM, Ninfa Salinas Sada.

Por ello, el jueves 7 de noviembre, propuso al pleno del Senado un proyecto de decreto por el que se expide la “Ley de la Agencia Nacional de Seguridad Industrial y Protección al Ambiente del Sector Hidrocarburos”.

El objetivo de esta iniciativa es dotar de un esquema legal administrativo y regulatorio para la protección del medio ambiente y la seguridad industrial en el sector petrolero.

La agencia sería un órgano administrativo desconcentrado de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, cuyo mandato principal se fundamenta en la regulación, supervisión, inspección relacionada con la protección al ambiente y la seguridad industrial en todo aquello que se encuentre relacionado con el sector de hidrocarburos.

“Hemos dedicado mucho tiempo hablar de mitigar los riesgos económicos, de no hacer una Reforma Energética, pero también le debemos dedicar tiempo hablar de los riesgos ambientales y de riesgo de no mitigarlos”, indicó Salinas en su presentación al pleno del Senado.

Consideró que es responsabilidad de los legisladores, buscar que México esté a la vanguardia de lo que está ocurriendo en un contexto global, como es el caso de Brasil, de Australia, de Noruega, de Colombia, y Estados Unidos.

“En estos países la regulación y la supervisión del medio ambiente, la seguridad industrial en el sector petrolero son funciones asignadas a agencias sumamente especializadas con autonomía técnica y de gestión, independientes del agente regulador y de los ministerios de energía”.

La senadora Salinas consideró pertinente que al discutir la Reforma Energética se considere que la apertura del mercado y la mayor participación de agentes económicos, se debe contar con un órgano que se encargue sólo de la protección al ambiente y de la seguridad industrial para regular y supervisar estas actividades en el sector energético, y con ello evitar desastres.

A partir de las reformas de 2008, la Comisión Nacional de Hidrocarburos y también la Secretaría de Energía han llevado a cabo la regulación del sector, incluidas en estas atribuciones la materia de medio ambiente y de seguridad industrial.

La iniciativa también propone separar estas actividades, como el otorgamiento de licencias, contratos o cualquier otra figura jurídica para que ello se adopte de las funciones de la regulación  del medio ambiente y seguridad industrial.

Con ello, se eliminará un eventual conflicto de interés entre quien atiende y regule el sector desde una perspectiva económica y de la institución que deberá regular las acciones y actividades en el sector con miras a la protección del medio ambiente y de la seguridad industrial.

Lourdes Flores F.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar