Economia y Politica

Espera Cuba hallar petróleo en aguas territoriales

11 de Mayo de 2015.- Cuba espera hallar petróleo en aguas de su Zona Económico Exclusiva (ZEE), en el golfo de México, un área donde los expertos calculan que existen grandes reservas de crudo.

El director de Exploración de CubaPetróleo (CUPET), Rafael Tenreyro dijo «La cuestión no es si Cuba tiene o no petróleo en el golfo de México, básicamente lo que estamos decidiendo es cuándo lo vamos a descubrir».

Durante más de una década, las autoridades cubanas han asegurado que en la ZEE existen más de 20.000 millones de barriles de petróleo por descubrir, aunque el Servicio Geológico de Estados Unidos calcula una cantidad más modesta, entre 5.000 millones y 7.000 millones de barriles.

El experto señaló que la mayor cantidad de proyectos de exploración se concentran en el noroeste de la isla, en la «provincia petrolera» Habana-Matanzas, que conforman esas dos provincias.

Tenreyro anunció que se aprobaron trabajos de exploración en la costa noreste y en la zona sur de la isla, entre Cuba y Bahamas, lo cual permite realizar estudios similares a los realizados en el golfo de México para determinar las potencialidades.

Explicó las proyecciones que se abren en toda la zona sur con determinados potenciales de gas y petróleo no convencional, además de incrementar la recuperación secundaria en algunos yacimientos en declive, aunque aclaró que en esos casos se demandan costosas, modernas y adecuadas tecnologías para extraerlo.

El estudio presentado por CUPET durante un encuentro de geociencias abarca varios años de trabajo conjunto con compañías extranjeras en el golfo y tres perforaciones fallidas realizadas en 2012, una especie de revisión y nuevo análisis para corregir el tiro, según Tenreyro.

La ZEE, de 112.000 kilómetros cuadrados, está dividida en 59 bloques, 22 de ellos en contratos a riesgo con compañías de Noruega, España, India, Venezuela, Vietnam, Malasia, Angola y Rusia.

El director adjunto de CUPET, Roberto Suárez explicó que La prospección petrolera es una actividad costosa, se trabaja sobre contratos de producción compartida a riesgo, es decir, si la actividad de prospección tiene resultados, la compañía recupera sus costos y obtiene una ganancia.

El funcionario detalló que los costos de perforación de un pozo pueden ir de $150 millones a $250 millones de dólares, según la profundidad, características del fondo marino, proximidad a la costa o presencia de corrientes, además de recordar que la prospección petrolera es un trabajo que requiere de tiempo.

CUPET realiza proyectos de exploración con las empresas petroleras Sonangol, de Angola, y Petróleos de Venezuela (PDVSA), un trabajo que antes realizaron sin éxito la española Repsol, la malaya PC Gulf y la rusa Gazpromneft.

Repsol fue la primera empresa que inició la campaña de perforación exploratoria en la ZEE, aunque en mayo de 2012 anunció su fracaso al hallar un pozo seco a una profundidad de 4.548 metros desde el nivel del mar.

Las grandes ausentes de esa exploración son hasta el momento las compañías de Estados Unidos, las cuales están imposibilitadas de participar en cualquier tipo de negocio en Cuba por las leyes que conforman el bloqueo decretado por Washington contra la isla hace más de medio siglo.

En el encuentro de geociencias participaron por primera vez varios especialistas de Estados Unidos, quienes representaron a entidades privadas.

Los pozos de tierra y en aguas poco profundas de la isla son operados por la empresa estatal rusa Rosneft y por la Corporación Nacional de Petróleo de China (CNPC) en la tradicional faja noroccidental, donde hay petróleo muy pesado que sólo puede emplearse para la generación eléctrica y la producción de cemento, lubricantes y asfalto.

Ese cinturón de petróleo pesado, situado al noroeste de la isla, tiene una extensión de 320 kilómetros a lo largo de la costa norte desde las provincias de La Habana a Villa Clara, unos cinco kilómetros mar adentro.

Rosneft y CNPC también realizan la perforación horizontal de nuevos pozos en la costa para unirse a la firma canadiense Sherritt International y a otra compañía estatal rusa de petróleo, Zarubezhneft.

En la actualidad Cuba produce unas cuatro millones de toneladas de crudo al año, equivalentes a 25 millones de barriles anuales de petróleo, que sólo cubren la mitad de sus necesidades, mientras que el resto, unos 115.000 barriles diarios, lo importa desde Venezuela en condiciones preferenciales de pago.

 

Agencias

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar