Nacionales

Afectan bajos precio de chatarra a sector de reciclado de ferrosos

26 de Febrero de 2016.- Los bajos precios que se registran en el mercado de chatarra, los cuales se ubican entre los $ 170 a $175 dólares por tonelada de chatarra tipo HMS I / II 80/20 enviada de Europa a Turquía (incluyendo costo y flete) y de entre $ 175 a $ 180 dólares para la chatarra triturada, elevan temores sobre la viabilidad del sector de reciclado de ferrosos.

Recientemente el precio de la palanquilla de origen chino registró una mejora en su precio, ubicándose en $ 265 dólares por toneladas, impulsando 62% el Índice de Mineral Ferrosos del Metal Bulletin, el cual pasó de $ 40 dólares por tonelada hace un mes, a los $ 51 dólares, pero sin provocar una mejoría en los precios de la chatarra.

 

Otro factor que acentúa los temores en torno al sector de la chatarra es el hecho de que durante enero la producción mundial de acero reportó una disminución de 7.1% respecto al mismo periodo del año anterior, ubicándose en 128 millones de toneladas, según informó la Asociación Mundial del Acero (Worldsteel), una baja de 10 millones de toneladas respecto a las 138 millones reportadas en el mismo periodo de 2014.

Asimismo, en Estados Unidos (EUA), la acerera Nucor informó que el costo promedio de la tonelada utilizada de chatarra (y otros desechos) para todo el 2015 fue $ 270 dólares, una disminución de 29% respecto a los $ 381 dólares registrados en 2014.

Nucor añadió que durante el cuarto trimestre de 2015 el costo promedio por tonelada de chatarra utilizada fue $ 219 dólares, una disminución de 16% respecto a los $ 262 dólares registrados en el tercer trimestre de 2015 y de 40% respecto a los $ 363 dólares reportados el cuarto trimestre del año anterior.

Un ejemplo final de los riesgos que enfrenta el sector chatarrero es el explicado en Canadá por Magna International, firma manufacturera de autopartes, quien indicó en su reporte de resultados financieros para el trimestre finalizado el 31 de diciembre de 2015 que:

“Los precios de la chatarra declinaron significativamente en 2015, y podrían seguir bajando en el futuro, lo cual podría tener un efecto adverso sobre la rentabilidad de la firma”.

Lo anterior porque Magna reconoce que algunas de sus plantas generan cantidades considerables de chatarra, la cual se vende en los mercados de reciclado de acero para recuperar parte de su valor.

 

Por Javier Rojas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba