INTERNACIONALES

Chile: Estudio revela contraste entre estancamiento de industria metalmecánica y crecimiento de economía nacional

Santiago, Chile, 04 de septiembre de 2013.- El pasado 27 de agosto Alacero participó del Foro Anual de la Industria en Santiago de Chile. El evento, convocado por Asimet (Asociación de Industrias Metalúrgicas y Metalmecánicas), tuvo como eje la presentación del estudio “Propuestas para el desarrollo de la Industria Metalúrgica Metalmecánica en Chile” preparado por la consultora Econsult RS.

Luego participaron economistas destacados y los coordinadores económicos de los candidatos presidenciales, quienes debatieron sobre su visión del rol de la industria en la actualidad y el futuro de Chile.

El estudio tiene por objeto diagnosticar los desafíos de la industria metalúrgica metalmecánica en Chile y presentar propuestas para su desarrollo aportando al crecimiento del país.

El mismo comienza reconociendo los grandes avances económicos de Chile durante la última década, a la vez que expresa su preocupación por la “excesiva dependencia de Chile de los commodities, y del cobre en particular”. Además, señala que la experiencia internacional demuestra que contar con una industria manufacturera es condición necesaria para alcanzar el desarrollo.

Al describir al sector, Econsult señala que “en el año 2012, el PIB de la Industria Metalúrgica Metalmecánica representó un 2.4 por ciento del PIB nacional y un 23 por ciento del PIB de la industria manufacturera.

Sus exportaciones, en tanto, alcanzaron el 5.3 por ciento del total nacional exportado y un 11.5 por ciento de las exportaciones nacionales no cobre.

Además, esta generó 175 mil empleos, un 20 por ciento del total de ocupados en la industria manufacturera y un 2.3 por ciento del país.”

“La oferta de la industria metalúrgica metalmecánica superó los 52 mil 300 millones de dólares, un 11 por ciento de la oferta total nacional, donde la oferta de productos nacionales representó solo 32 por ciento, sugiriendo la existencia de gran potencial de crecimiento de esta.”

Esta afirmación, señala, se refuerza al hacer la comparación internacional. En Chile la industria metalúrgica metalmecánica representa el 2,4 por ciento del PIB nacional, frente al 7 por ciento en los países desarrollados.

El estudio muestra que desde 1990, el crecimiento de la economía chilena ha sido superior y más estable que el de la industria manufacturera en general, que se vio más afectada tanto por la crisis asiática de 1998 como por la crisis del 2008. Además, señala que esta brecha se profundizó aún más en los últimos 5 años (3,2 por ciento de crecimiento promedio para la economía nacional frente a 1,6 por ciento promedio para la industria manufacturera).

De esta forma, resalta Econsult, la industria manufacturera ha dejado de ser “uno de los motores de crecimiento de la economía”. El auge de la industria manufacturera se dio en Chile en los años 70, cuando llegó a representar el 17 por ciento de la economía.

Actualmente, su participación está en el orden del 10 por ciento, habiendo cedido espacios a la minería y el sector terciario.

Si bien el estudio también revela que el crecimiento de la industria metalmecánica dentro de la manufacturera ha sido mayor y más estable, este no es suficiente para alcanzar tampoco el desempeño de la economía nacional durante la última década (4,3 por ciento de crecimiento promedio para la economía nacional y 3,9 por ciento  para la industria metalúrgica-metalmecánica).

Econsult considera que estos resultados “distan de ser positivos si se compara con la realidad de los países industrializados, o incluso de países emergentes. La industria metalúrgica metalmecánica es mucho mayor en el resto de las economías (…) Representa más del 50 por ciento de la industria manufacturera en países industrializados.”

Finalmente, el estudio realiza varias propuestas para el crecimiento del sector.

Actualmente, el 68 por ciento de la oferta local de productos metalmecánicos y etalúrgicos es importado y sólo el 7 por ciento de la producción local se exporta. El tipo de cambio real es crucial para hacer competitiva a la industria, tanto en el mercado local como externo. Dada la dependencia del tipo de cambio al precio del cobre, Econsult propone que “estimar de manera adecuada el precio de largo plazo del cobre es clave para estimular de manera correcta el crecimiento nacional”.

El elevado costo de la energía (que en algunas empresas representa el 50 por ciento de los costos directos de producción) es otra de las grandes preocupaciones del sector. “Actualmente, el precio (…) en torno a 175  dólares por megawatt-hora, más que duplica el de Canadá, EUA, Nueva Zelanda y China, menoscabando la capacidad de competir de los productos nacionales (…) en hasta un 30 por ciento”, dice el estudio.

Luego propone que “resulta urgente destrabar la tramitación de proyectos que mejoren el sistema de transmisión de energía.

(…) Al mismo tiempo se hace inminente una significativa expansión de la oferta energética”.

Finalmente, sostiene que debe mejorarse la productividad laboral a través de una mejora en la educación y capacitación, para lo que se necesita reunir el esfuerzo privado y público.

Alacero –Asociación Latinoamericana del Acero- es la entidad civil sin fines de lucro que reúne a la cadena de valor del acero de América Latina para fomentar los valores de integración regional, innovación tecnológica, excelencia en recursos humanos, responsabilidad empresarial y sustentabilidad socio-ambiental.

Integrada por 47 empresas de 25 países, cuya producción -cercana a las 70 millones de toneladas anuales- representa el 95 por ciento del acero fabricado en América Latina. Alacero está reconocida como Organismo Consultor Especial por las Naciones Unidas, y como Organismo Internacional No Gubernamental por parte del Gobierno de la República de Chile, país sede de la Secretaría General.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba