Energía

Cierra petróleo con ganancias

El petróleo cerró la sesión con ganancias, con el WTI cotizando en 78.56 dólares por barril, ganando 2.41%, mientras que, el brent ganó 2.70% y cerró la sesión cotizando en 86.33 dólares. En la sesión, el WTI tocó un máximo intradía de 79.51 dólares por barril y un mínimo de 76.42 dólares reportó Banco Base.

Las presiones al alza se dieron ante 3 factores:

  1. La expectativa de una menor oferta, con la entrada del huracán Ian a las costas de Estados Unidos. Según un aviso del Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos se prevé que la tormenta se fortalezca hasta el miércoles, con vientos que superan los 190 kilómetros por hora. Lo anterior llevó a BP y Chevron a cerrar la producción en las plataformas del Golfo de México. Si bien, se espera que las interrupciones puedan ser breves, si no causa daños significativos a la infraestructura, los cierres afectarán el 15% de la producción total de Estados Unidos.
  2. Los precios también se vieron favorecidos por la expectativa de que la OPEP y sus aliados (OPEP+), puedan recortar su producción petrolera conjunta durante su reunión conjunta el 5 de octubre. De acuerdo con el Ministro de Petróleo de Iraq, Ihsan Abdul Jabbar, los miembros del grupo se encuentran monitoreando precios, mientras que buscan un equilibrio en los mercados.
  3. El conflicto energético de Rusia con la Unión Europea, luego de que el gasoducto Nord Stream 1, sufriera un presunto sabotaje. De acuerdo con sismólogos suecos se presentaron dos explosiones antes de la detección de tres fugas de gas simultáneas en el Mar Báltico procedentes de los gasoductos Nord Stream 1. Por lo anterior, Dinamarca y Noruega reforzaron la seguridad en torno a sus activos energéticos puesto que estos se han convertido en un objetivo, lo que supone una escalada en las tensiones geopolíticas con Rusia.

Se espera que el gobierno de Rusia mantenga los flujos de gas a Europa en niveles mínimos mientras continúe la guerra en Ucrania, aumentando la presión sobre las sanciones que tiene la Unión Europea ante la invasión rusa. Rusia ha militarizado el suministro de energía y ha utilizado los problemas de mantenimiento y reparación como pretexto para interrumpir el suministro de gas. Por su parte, Europa busca aumentar su almacenamiento y suministros alternativos y aunque, los esfuerzos europeos parecieran estar dando resultado, se teme que un invierno frío pueda poner a prueba la resiliencia energética del bloque. Antes de la guerra Europa recibía el 45% de su gas de Rusia, mientras que ahora es cerca del 9 por ciento.

El contrato TTF de gas natural en el ICE Endex Dutch de Europa ganó 7.06% y cerró cotizando en 186.099 euros por megavatio hora. Los precios de gas natural aumentaron luego de que la compañía energética rusa Gazprom advirtiera que los flujos a través de Ucrania también estaban en peligro debido a disputas legales. Si esos flujos se detienen, Europa occidental quedaría aislada y sólo el gasoducto TurkStream que envía gas a Turquía. Por ahora, cerca de 40 millones de metros cúbicos de gas al día pasan por Ucrania y 30 millones de metros cúbicos por TurkStream.

Hacia adelante, el mercado se mantendrá a la espera de las estadísticas del Instituto Americano del Petróleo (API, por sus siglas en inglés), las cuales se publicarán al cierre de la jornada y se espera puedan afectar la cotización del crudo durante la sesión asiática. Dichos datos servirán al mercado para especular sobre la información del reporte semanal de la Administración de Información Energética de Estados Unidos (EIA) que se publicará mañana a las 9:30 horas. El mercado espera un aumento de 2 millones de barriles.

La mezcla mexicana de exportación cerró la sesión del 26 de septiembre perdiendo 3.12%, cotizando en 73.66 dólares por barril.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba