Colaborador Invitado

Inversión de Cartera: ¿Arma de Doble Filo?

Por Gabriela Siller

La tenencia de valores gubernamentales en manos de extranjeros sigue alcanzando niveles récord, en un escenario de peso subvaluado con perspectiva positiva sobre la economía mexicana.

De acuerdo a Banxico la tenencia de valores gubernamentales en manos de extranjeros al 31 de diciembre del año pasado superó 1,570 billones de pesos, alcanzando un nuevo récord histórico. Dicha cifra representa un crecimiento de 61.40% en comparación con el cierre del 2011 y un porcentaje del total en circulación del 37%, la cifra más alta de la historia.

La mayor entrada de capitales es resultado de una buena perspectiva económica acompañada de rendimientos altos, en relación a otros países del mundo. Por ejemplo, España que tiene problemas económicos serios otorga un rendimiento similar al de México. Comparaciones como la anterior, incentivan a invertir en México.

No obstante, el crecimiento en la tenencia de valores por parte de extranjeros también genera una volatilidad potencial en el tipo de cambio, como consecuencia de la posibilidad de venta de esos activos, ante eventos que generen una mayor aversión al riesgo a nivel internacional. De ahí que otros países han impuesto control de capitales para evitar fugas que desemboquen en depreciaciones aceleradas de su divisa. Tal control, de acuerdo a un estudio del FMI, es útil en el corto plazo durante una crisis. Sin embargo, México ha optado por no imponer un control de capitales y la razón no está en cuán benéfico sería para la economía, sino por el TLCAN (artículos 1109, 2104 y 1410 del Decreto de promulgación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte), en donde se establece que  México no puede poner barreras a la entrada o salida de capitales a sus socios comerciales de Norte América, de donde proviene una gran parte de la inversión de cartera. Como consecuencia se ha optado por un blindaje por medio de altas reservas internacionales y otros mecanismos, como la línea de crédito flexible con el FMI.

Además, la demanda de activos gubernamentales de México tampoco ha sido tal que genere incrementos desmedidos en los precios en forma de burbujas especulativas (como en el caso del oro a nivel internacional). Por el contrario, en México el peso continúa subvaluado y los riesgos siguen viniendo del exterior. Asimismo, la mayor demanda de activos gubernamentales presiona al alza su precio y disminuye su tasa de interés, beneficiando al gobierno en la colocación. Además, la compra de los activos por parte de extranjeros no ha generado distorsiones en las transacciones del mercado de valores.

Sin embargo, si el peso continúa apreciándose y llega a cotizar por debajo de 12 pesos por dólar, podría empezar a tomar relevancia el crecimiento en la inversión extranjera de cartera. Pero la probabilidad de apreciaciones rápidas son bajas, dadas las condiciones a nivel internacional y la fragilidad de la recuperación de Estados Unidos, con quien guardamos una correlación del 92% en actividad industrial.

Gabriela Siller Pagaza, PhD, Director de Análisis Económico Financiero de Banco Base

[email protected]

Publicaciones relacionadas

Mira también

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar