Nacionales

Industria de la construcción no responde al gasto público

1 de abril.- El valor de producción en el sector de la construcción del país reportó una caída de 3.9% durante enero, en comparación anual, ligando nueve meses seguidos de retrocesos, mientras que en términos monetarios reales, es decir, sin tomar en cuenta la inflación, la producción se ubicó en 33,259.4 millones de pesos, el resultado más bajo en los últimos 35 meses, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

“Básicamente, los resultados que tenemos hasta enero son que el sector está en una situación similar a la que lo llevó la crisis del 2009, está en una recesión, no se ha reactivado la construcción de vivienda y las obras de ingeniería civil siguen rezagadas”, comentó a El Economista José Luis de la Cruz, director general del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC).

De acuerdo con la clasificación del INEGI, el resultado de enero derivó de retrocesos al interior en los tres subsectores de la construcción: Trabajos especializados para la construcción cayó 12.5% durante el primer mes del año, así como Edificación, referente de la construcción privada, que retrocedió 1.2%, y Construcción de obras de ingeniería civil, que descendió 4.5%. Éste último, que sirve como referencia del gasto en infraestructura del país, acumula 11 meses de caídas desde enero del año pasado.

En tanto que por tipo de obra, las mayores caídas durante enero fueron correspondientes a Petróleo y petroquímica, que tuvo un retroceso de 16% durante el primer mes del año; seguido por Electricidad y comunicaciones, que descendió 10.7%, principalmente.

“A nivel de términos reales tenemos tres años de retrocesos, es decepcionante, aquí hay evidencia de que por tipo de obra la que más ha caído es Petróleo y petroquímica, y Electricidad y comunicaciones, que es justamente la obra pública, el gasto público, se ha dejado de invertir en construcción, lo que no ha favorecido la recuperación de este sector”, dijo en entrevista Raymundo Tenorio, director de la licenciatura en Economía y Finanzas del Tec campus Santa Fe.

El director general del IDIC advirtió además que tampoco la Iniciativa Privada ha podido robustecer al sector de la construcción, en ese sentido hay que recordar que las principales empresas del sector vivienda del país pasan por un mal momento en sus finanzas y en los mercados bursátiles.

Carlos Canfield, investigador de la Universidad Anáhuac, destacó que el panorama en el gasto público desde el año pasado a éste no ha cambiado, y que las reformas recién aprobadas no han tenido impacto en el sector de construcción.

Durante el primer trimestre del 2014, el crecimiento del gasto público en infraestructura “ha sido espectacular”, con pagos por 20,500 millones de pesos en el segmento carretero, los cuales se traducen en un subejercicio de cero pesos, afirmó el subsecretario de Infraestructura, Raúl Murrieta Cummings.

“El beneficio que genera el ejercicio del presupuesto de este año va permeando poco a poco, es un proceso. Hay que esperar a que llegue a la madurez. Ya empezamos con los anticipos, pero falta la parte fuerte de la construcción”, comentó. En entrevista, el funcionario explicó que a la fecha se han publicado cerca de 2,000 licitaciones que implican recursos por más de 38,000 millones de pesos y que en enero se comenzaron a firmar los primeros contratos de los procesos licitados a finales del 2013, los cuales permitieron acelerar el gasto federal.

“La fuerza que metimos en la Secretaría todavía no se refleja en enero y más, cuando todo inicio de año es complejo para muchas partes. En nuestro caso no es así, empezamos en diciembre y si no hubiéramos despegado, enero se vería con afectación mayor”, refirió Murrieta.

En relación con los recientes resultados de la Encuesta Nacional de Empresas Constructoras, del INEGI, que refleja poco dinamismo en la industria, indicó que no se trata de entrar en un debate con una institución confiable, sino de analizar a detalle los aspectos que se contemplan, que van más allá de las injerencias de su Subsecretaría.

Sin embargo, confía en que durante los siguientes meses se irán reflejando en los indicadores del sector los beneficios de la estrategia de iniciar en diciembre los trabajos para el año siguiente.

“La metodología consistente con gasto acelerado del presupuesto llegó para quedarse, porque es una buena práctica y no tenemos por qué bajar la guardia. La industria ya se preparó para un año de ejecuciones y así seguiremos”, agregó el subsecretario de Infraestructura.

Agencias

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar