Lo Más Nuevo

Tomarán en cuenta derechos de propiedad y contenido nacional en leyes secundarias

3 de abril.- El espíritu de la reforma a las leyes secundarias de la Reforma Energética, busca que Pemex sea un factor para el desarrollo de las regiones, ya que la paraestatal no siempre ayudó a la gente y dejó daños en sus propiedades, ahora tendrá un sentido más social, sostuvo el diputado Héctor García García del PRI.

Héctor García García, presidente de la Comisión Especial de Cuenca de Burgos, afirmó durante un encuentro con autoridades de la región de la Cuenca de Burgos y con funcionarios de Pemex, que la comisión a su cargo se compromete a elaborar una iniciativa que recopile las propuestas y necesidades de todos los sectores involucrados.

De ahí que, en las leyes secundarias se exigirá, primero, el cuidado al medio ambiente; segundo, la atención a dueños de los predios; tercero, que haya un mínimo de empresas mexicanas que participen en la industria petrolera y que las licitaciones tengan reglas claras.

“Si esto lo llevamos a ley, podemos hacer posible que la Reforma Energética sea una oportunidad para los mexicanos”, afirmó el legislador priísta.

Durante la reunión participaron expertos en el ramo de hidrocarburos, economistas, académicos y servidores públicos municipales, así como ganaderos y dueños de predios, quienes lamentaron el estado en que Pemex deja los terrenos que explora.

Sin embargo, no se especificó qué esquema se aplicará para reconocer los derechos de la tierra.

Por otra parte, Plácido Gerardo Reyes Reza, encargado de la Subdirección Región Norte de Pemex, explicó que se necesita más flexibilidad en los modelos de contratos y en las formas de operación, por ello esperan que se consideren en las leyes secundarias.

Durante el evento, el administrador del Activo Integral Burgos de Pemex, Jorge Morales Cerón, informó que de los 7 mil 754 pozos con los que cuenta esta región, sólo 60 por ciento está en operación.

Aseguró que la Cuenca de Burgos tiene una reserva de 805 millones de barriles de petróleo crudo, y se manejan mil doscientos millones de pies cúbicos de gas, 10 mil 500 barriles de aceite y 8 mil 500 barriles de condensados de forma diaria.

“Somos 3 mil 600 trabajadores de Petróleos Mexicanos; privilegiamos operar con seguridad con una producción creciente de aceite”, afirmó Morales Cerón.

A su vez, Héctor Márquez Solís, coordinador de asesores de la Subsecretaria de Industria y Comercio de la Secretaría de Pemex, dijo que en las leyes secundarias también se debe establecer el apoyo para que las pequeñas y medianas empresas de la región sean proveedoras de la paraestatal.

Márquez consideró además, que “deben destinarse mayores recursos para que los proveedores puedan obtener capacitación y maquinaria, si les hace falta, y de esta forma acceder a ese tipo de oportunidades”, indicó.

Javier Orihuela García, secretario de la Comisión Especial de Energías Renovables, del PRD pidió que se vigile de cerca la aplicación de nuevas tecnologías para la perforación y extracción de petróleo, ya que “la fractura hidráulica”, puede ser muy riesgosa.

“Que no pase como en Campeche donde se perfora, hay un regadero de petróleo y no se sabe quiénes son los responsables del daño ecológico”, agregó.

México no está preparado con especialistas para la nueva industria petrolera, por ello, el diputado Fernando Cuéllar Reyes (PRD) expresó que deben articularse los esfuerzos junto con las universidades.

“Tenemos que prepararnos. La reforma está en proceso y mal haríamos en polarizarnos”, opinó Cuéllar.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar