Lo Más NuevoSiderurgia

Cuenta China con capacidad acerera instalada de 1,170 millones de toneladas

22 de mayo de 2024.- El mercado del acero de China en 2021-2023 provoca un exceso de capacidad y crecimiento de las exportaciones. Cada año, China aumenta la capacidad siderúrgica y reduce el consumo aparente de acero.

China es el mayor productor de acero del mundo y, según Global Energy Monitor, tiene alrededor de 500 acerías de diversos tipos con una capacidad total de alrededor de 1,170 millones de toneladas de acero por año en 2023.

Cada año, las siderúrgicas chinas aumentan gradualmente su capacidad de producción, en particular, en 2021 ascendió a 1,146 millones de toneladas, en 2022 a 1,149 millones de toneladas y en 2023 a 1,173 millones de toneladas. Al mismo tiempo, la utilización de la capacidad está disminuyendo, lo que genera un superávit.

Así, en 2021 esta cifra fue del 90.1%, en 2022 del 88.1% y en 2023 del 86.9%.

La producción de acero de China ha ido aumentando gradualmente durante los últimos 10 años, pero en 2020 alcanzó un máximo de 1,065 millones de toneladas e inició una tendencia a la baja, que terminó con una estabilización en 2023 en 1,019 millones de toneladas frente a 1,013 millones de toneladas en 2022. El pico de 2020 fue impulsado por la demanda reprimida y la recuperación económica mundial de la pandemia de COVID-19. Desde entonces, las autoridades chinas han impuesto restricciones a la producción de acero para cumplir los objetivos climáticos.

El consumo aparente de acero en el país también ha ido disminuyendo en los últimos dos años. Así, en 2021 el volumen de acero consumido alcanzó 993.8 millones de toneladas, en 2022 – 961.5 millones de toneladas y en 2023 – 935.5 millones de toneladas. Es decir, en 3 años la caída fue del 5.9% o 58.3 millones de toneladas. La principal razón de esto es la crisis del mercado inmobiliario del país.

Dado que la tasa de disminución del consumo de acero es mucho menor que la de la producción, se exportan grandes volúmenes de productos no utilizados. Así, de 2020 a 2023, las exportaciones de acero de China casi se duplicaron, alcanzando su nivel más alto desde 2016:

2020 – 53.7 millones de toneladas;

2021 – 66.9 millones de toneladas;

2022 – 68.5 millones de toneladas;

2023 – 94.5 millones de toneladas.

Las elevadas exportaciones en 2023 fueron impulsadas por los bajos precios de los productos de acero en comparación con otros países exportadores, así como por la débil demanda interna debido a los problemas en el sector de la construcción observados a lo largo del año.

Los principales volúmenes de acero se exportaron a regiones donde no existen barreras comerciales, incluido el sudeste asiático, Medio Oriente, el sur de Asia, América Central, etc. Representan más del 80% de las exportaciones de acero de China.

Al mismo tiempo, las exportaciones de acero a la Unión Europea han experimentado cambios dramáticos en los últimos tres años. En 2021 ascendió a 1.61 millones de toneladas, y en 2022 y 2023 fue de 3,184 millones de toneladas y 3,181 millones de toneladas, respectivamente.

La UE protege su mercado del acero mediante cuotas de importación y medidas antidumping. Sin embargo, los suministros de acero de China a la UE crecieron un 97.5% interanual en 2022 y disminuyeron un 0.1% interanual en 2023, a pesar de muchas restricciones comerciales. Este crecimiento fue causado por la difícil situación en la industria siderúrgica de la UE después de la invasión a gran escala de Ucrania por parte de Rusia. La industria del bloque enfrentó un fuerte aumento en los precios de la energía, lo que, a su vez, hizo imposible que los productos locales compitieran con los asiáticos más baratos.

Las exportaciones chinas de acero a Estados Unidos no han cambiado drásticamente en los últimos 3 años, aunque las circunstancias de 2022 también dieron lugar a un aumento de los envíos:

2021 – 310 mil toneladas;

2022 – 420 mil toneladas;

2023 – 364 mil toneladas.

Estados Unidos está haciendo un trabajo mucho mejor protegiendo su mercado interno de los productos chinos. En particular, el presidente Joe Biden ordenó recientemente al Representante Comercial de Estados Unidos que aumentara los aranceles en virtud de la Sección 301 de la Ley de Comercio de 1974 sobre importaciones procedentes de China por valor de 18,000 millones de dólares. Este paso incluye aumentar la tasa arancelaria sobre ciertos productos de acero y aluminio de origen chino del 0,0-7.5% al 25% en 2024.

La cuestión del crecimiento de las exportaciones de acero de China es mucho más amplia, ya que afecta los flujos comerciales globales, los niveles de precios y la utilización de la capacidad en todo el mundo.

«La crisis en China se ha traducido una vez más en una nueva ola de restricciones comerciales, y no sólo contra los productos chinos. A medida que el mercado asiático se satura, los precios caen y los productos de Corea y los países de la ASEAN ejercen presión sobre otros mercados. Por ejemplo, Turquía o Europa. Y vemos cómo estos países reaccionan cerrando sus mercados a todo el mundo. Por ejemplo, con cuotas protectoras», comenta Andriy Tarasenko, analista jefe del Centro GMK.

 

 

Reportacero

 

 

Publicaciones relacionadas

Por favor acceder para comentar.

Botón volver arriba