INTERNACIONALES

Ferreterías y energía, la meta de Cemex Colombia

23 de junio de 2014.- El capítulo de Cemex en Colombia está reservado para fortalecer su apuesta en tres nuevos negocios: la generación eléctrica a través de su nueva compañía, Cemex Energy; tener una red propia de distribución con sus franquicias Construrama, y una participación cada vez mayor en los proyectos de vías 4G.

En un artículo publicado por el periódico La República, Carlos Jacks, director general de Cemex Latam Holdings, aseguró que ya se han unido 320 ferreteros a su red de ventas en Colombia y que el consumo de cemento en el país puede aumentar 20% si los planes de infraestructura vial se realizan 100% con concreto.

—¿Cómo se comportaron los principales indicadores (ventas y utilidades) de la empresa en el segundo trimestre del año?

No puedo hablar al respecto porque aún no hemos acabado. El crecimiento en volúmenes ha sido sano, en gran parte impulsado por vivienda. Hoy buscamos transformarnos más que como empresa de productos en una de soluciones, desarrollando soluciones de vivienda e infraestructura. En el primer caso estamos desde la conceptualización de la misma, hasta los proyectos, diseños, las ingenierías y consecución de permisos. Entendemos que si participamos así, le sacamos 2.5 veces más de Ebitda que si sólo vendemos cemento.

—¿Y cuál es el panorama local?

En Colombia, este año ya estamos adjudicados para la construcción de cerca de 12,000 viviendas de interés prioritario. También ya hemos sometido cinco proyectos bajo la ley de participación público privadas: tres de carreteras y dos aeropuertos.

Y en el canal distribuidor, por el que vendemos 55% de nuestros productos, tenemos en toda la región 320 Construramas, una cadena de ferreterías por franquicia donde invitamos al pequeño ferretero a unirse. A cambio le ofrecemos una transformación de su negocio: le manejamos y administramos la oferta de productos todas las semanas, le damos un software y capacitamos al dueño y sus trabajadores.

—¿Cuántos ferreteros han ingresado a este programa?

En Colombia se han unido 320 y en la región, cerca de 350.

—¿Y la inversión?

La transformación física corre por cuenta del dueño, la nuestra es en capacitación y software. Hemos invertido poco más de 2.5 millones de dólares, muy poco para una red de ese tamaño, y ellos más 8 millones de dólares. Con Construrama buscamos una lealtad que proteja la mitad de las ventas.

—¿Sus productos se distribuirán por esta red o continuarán en los retailers?

Continúan en el resto. Lógicamente, nuestra aspiración es que ojalá nueve de 10 sacos se vendan a través Construrama. Hoy en Colombia son seis de cada 10.

—¿Cuánto aspira a crecer Cemex en el país, teniendo en cuenta estas oportunidades?

Aquí se consumen per cápita 240 kilogramos de cemento, cuando en Brasil y México son 330 kilogramos. Sólo en los proyectos de 4G, en los que la inversión entre el 2016 y el 2021 son 26,000 millones de dólares (5,000 millones por año), el crecimiento del consumo puede ser de casi 20% si todos se hicieran 100% en concreto. Eso no cuenta las alianzas público privadas (APP), otros tipos de infraestructura ni vivienda.

—¿De qué otra forma planea crecer Cemex Latam Holdings?

Cuando vimos ese panorama, no podíamos conformarnos con vender más toneladas y metros cúbicos, si será un mercado con crecimiento, y por eso salimos con una propuesta más integral. Por eso nos metimos en retail, infraestructura, vivienda. Hoy ofrecemos recolección de escombros, el reciclaje de los mismos y los convertimos en agregados, y distribuimos acero e importamos herramientas de China.

—¿Cuáles son los principales obstáculos que han encontrado en el mercado local?

La mayor dificultad de este país es la infraestructura de transporte. Este producto viaja por todo el país. Transportar cemento en Colombia nos cuesta tres veces más que en México. Aquí nos cuesta 30 dólares por tonelada, allá 11 dólares. En precios, al igual que la región, en Colombia son similares. Lo que diferencia es el transporte y eso se ve reflejado en el precio al público.

—¿Ya se definió la construcción de su sexta planta en el país?

Al ritmo que llevamos, necesitamos más capacidad. Estamos planchando las últimas arrugas del proyecto que estamos a punto de anunciar. Viene una inversión importante y estamos a semanas de anunciar todo.

—¿Será solo cementera?

Un poco de todo, pero no estará abierta en el 2014 porque una planta cementera toma en construcción de 24 a 36 meses, o una molienda más de 18 meses.

—¿Ya es un hecho que Cemex incursionará en el mercado de la generación eléctrica?

En Colombia, más o menos 60% de nuestras necesidades de energía las autoproducimos con energía hidroeléctrica y plantas de gas. Haremos varias cosas: la primera, estamos constituyendo una empresa (Cemex Energy) para participar en el sistema y tomar oportunidades, aunque venderemos un porcentaje mínimo; lo segundo, aprovechar caudal de hidroeléctrica que tenemos para más generación, y tercero, utilizar los gases calientes de nuestras plantas y hornos para generar más energía. La intención es que de tres a cinco años podamos incrementar a 70% u 80%, con la aspiración de algún día satisfacernos por entero. Le dedicaremos unos 50 millones de dólares en los próximos tres años a ese tema.

—¿Cuál negocio es mejor para las cementeras: viviendas o 4G?

No son mercados muy distintos. La única diferencia es que hoy en vivienda hay una demanda mayor por los componentes de una casa, mientras que infraestructura es puramente concreto.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba