Economia y PoliticaLo Más NuevoNacionales

Desacelerará economía de México a un ritmo superior al previo al Covid.- Moody’s

18 de enero de 2024.- Moody’s Investors Service espera que México presente un crecimiento económico sea más lento, pero relativamente mayor a la tendencia pre-covid.

Moody’s publicó hoy sus perspectivas Soberanas para América Latina en 2024.

La perspectiva crediticia para 2024 en América Latina es estable, a pesar de los elevados costos de la deuda, las tasas de crecimiento moderadas y un entorno externo debilitado.

Esto se equilibra con la disminución de los riesgos políticos. Se espera que el crecimiento promedio del PIB en la región se mantenga estable en alrededor del 2.5% en 2024

A continuación los puntos más importantes por mercado:

México: Se espera que el crecimiento económico sea más lento; sin embargo, será relativamente mayor a la tendencia pre-covid.

El nearshoring seguirá beneficiando a México con inversiones. No obstante, la infraestructura será un reto para captar aún más inversiones.

Brasil: El crecimiento económico también será más lento. Esto se debe a la desaceleración de China y EUA.

El Niño continuará teniendo efectos diversos; por un lado, afectará la agricultura en el norte, pero beneficiará al sur del país en la generación de energía hidroeléctrica.

El viraje hacia políticas energéticas ecológicas continuará, beneficiando su transición energética.

Argentina: Verá una mejora en la asequibilidad de la deuda tras la reestructuración de la misma, sin embargo, enfrenta altos costos de fondeo.

La liquidez también representa un desafío.

Colombia: El crecimiento económico estará por debajo del histórico debido a la incertidumbre política, afectando directamente las inversiones.

Perú: El crecimiento económico estará por debajo del histórico debido a la incertidumbre política, afectando directamente las inversiones.

El Niño tendrá efectos adversos en la minería y las actividades de pesca.

De igual manera, comparto algunos otros puntos importantes que aplican para toda la región.

Se prevé que el PIB de la región se mantenga estable en el 2.5% en 2024, limitando el crecimiento de ingresos y las opciones de política fiscal, pero estabilizando las cargas de deuda para la mayoría de los soberanos.

A pesar de la relajación de la política monetaria, los altos costos de endeudamiento soberano persistirán en 2024, aunque algunos soberanos se benefician de perfiles de deuda favorables.

Las limitaciones para mejorar las cuentas gubernamentales incluyen la falta de reformas fiscales, la rigidez del gasto y un crecimiento modesto de los ingresos, con gran parte de estos dedicados al gasto obligatorio.

A pesar de la disminución de las tensiones políticas, la polarización persiste, pero sus efectos negativos en el crédito son mitigados por controles institucionales.

La perspectiva podría alterarse por cambios en el entorno político, el crecimiento y las perspectivas fiscales, con el potencial tanto para resultados negativos como positivos

 

 

Reportacero

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba