Economia y Politica

Peso gana 3.86% a lo largo de 2019

31 Dic 2019.- A lo largo de 2019, el peso mexicano logró una apreciación de 3.86 por ciento, equivalente a 76 centavos respecto al año anterior, al terminar con una cotización de 18.90 pesos por dólar al mayoreo.

De acuerdo con un análisis realizado por Banco Base, en los últimos 12 meses la moneda nacional tocó un mínimo de 18.7480 pesos, que fue el 20 de marzo, mientras que el máximo registrado fue de 20.2580 pesos el 29 de agosto.

La volatilidad disminuyó en el año a 7.97 por ciento, siendo la más baja desde 2014, por lo que la cotización del peso fue estable, a pesar de todos los eventos que generaron incertidumbre en los mercados financieros a nivel global.

Explicó que, apesar de los movimientos en el año, el tipo de cambio ha mostrado estabilidad en comparación con años previos, debido a la postura restrictiva de Banco de México que ha evitado que se observen flujos de capitales negativos en la cuenta financiera, a pesar de los recortes a la tasa de interés; y al superávit comercial, que ha permitido la mayor entrada de divisa extranjera a México.

“En el año, el diferencial entre el tipo de cambio máximo y el mínimo ha sido de apenas 1.51 pesos, el más bajo desde 2010, cuando fue de 1.25 pesos. En comparación entre 2011 y 2018, el diferencial ha sido de 2.83, 2.05, 1.53, 2.12, 3.03, 4.34, 4.59 y 3.02 pesos respectivamente”.

La institución financiera señaló que, al comienzo del año, el tipo de cambio se apreció de niveles cercanos a 19.70 pesos por dólar a niveles de 18.90 pesos en un lapso de dos semanas, como consecuencia de una corrección a la depreciación entre octubre y noviembre de 2018.

Y es que, explicó, en este lapso se canceló la construcción del aeropuerto de la Ciudad de México en Texcoco y se generó incertidumbre con iniciativas para modificar las comisiones bancarias desde el Senado.

Sin embargo, la corrección a la baja estuvo acompañada de flujos de capitales hacia deuda del sector público, lo que incrementó la participación de residentes del extranjero en estos instrumentos, algo que no se volvió a observar en la misma magnitud el resto del año.

“Hacia finales de enero y durante febrero, el tipo de cambio volvió a enfrentar presiones al alza, luego de que la calificadora Fitch Ratings recortó en dos escalones la calificación crediticia de Pemex de BBB+ a BBB-, y se empezó a especular sobre un posible recorte a la calificación crediticia de la deuda soberana de México”.

Entre marzo y mayo, el tipo de cambio cotizó con movimientos entre 18.80 y 19.60 pesos por dólar, en función de noticias del exterior; lapso en el que Standard & Poor’s ajusto de estable a negativa las perspectivas para la calificación crediticia de Pemex y de la deuda soberana.

A finales de mayo e inicios de junio, el tipo de cambio subió súbitamente a 19.80 pesos por dólar, después de que México recibió la amenaza de aranceles progresivos a sus exportaciones hacia Estados Unidos si no se frenaba el flujo migratorio proveniente de Centroamérica.

En diciembre, el tipo de cambio recuperó terreno, regresando a un nivel cercano a 18.80 pesos por dólar, luego de que México, Estados Unidos y Canadá alcanzaron un entendimiento sobre las modificaciones al T-MEC y se elevó la probabilidad de que sea ratificado en Estados Unidos, en donde los demócratas habían frenado su avance.

“El peso también ganó después de que Estados Unidos y China alcanzaron un entendimiento comercial fase uno, evitando la entrada en vigor de nuevos aranceles y acordando la reducción de 15 a 7.5 por ciento de aranceles a 120 mil millones de dólares de importaciones chinas”, añadió Banco Base.

(Notimex)

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar