Colaborador Invitado

El Minotauro del Rey López

No mintió cuando dijo que su obra deformando la ley, super endeudando al erario, quebrando y militarizando la administración pública, sembrando elefantes blanco, son para minar el camino a quien lo suceda.

ACCIONES Y RAZONES/Efraín Klériga/Febrero 09, 2024

La frase de Luis XV: “Después de mí, el diluvio; Après moi le déluge”, con la que el Déspota vaticinaba que tras morir sobrevendría el caos en Francia, sirve para calificar al sexenio lopista.

Aunque la figura de Luis XV sería demasiada osatura para tan poco pellejo, sí muestra la frase qué el Macuspano intuye que heredara un campo minado a un Ejecutivo insolvente, devaluado y maniatado.

“Si ellos vuelven (…) que les cueste trabajo echar para atrás lo que se ha avanzado (sic)”, dijo en mayo de 2019 y este 5 de Febrero reiteró que ese era el leitmotiv de su paquete de deformas.

Más por carambola que intencionalmente, desbarató la administración pública federal, hizo regresar a expedientes en papel, y sus recortes presupuestales obligaron a despedir empleados y cerrar oficinas.

Dependencias como Profeco, Profepa, Semarnat, Comisión Forestal, en total 70 organismos públicos afectados, de cuales los 43 ya desaparecieron y, ahora, quiere castrar al Poder Judicial y a Organismos Autónomos.

“Si regresan los corruptos (Él se califica de impoluto) las nuevas generaciones puedan, llegado el momento, recuperar el camino”, su camino, claro, o este caos lleno de ruinas e ingobernabilidad.

Porque ni gobierna para la posteridad, ni para la historia, ni para el pueblo; ha gobernado para que los López Obrador y Beltrán dejen de ser piojos y puedan sentarse a la mesa de los millonarios.

Ya en 2019, de 93 programas exitosos había quitado 12 vinculados con pobreza, y después, cortó Escuelas de Tiempo Completo y el Fondo para Enfermedades Catastróficas y, más.

Aun en su locura, Andrés Manuel López Obrador no ignora el daño que le ha hecho al país, a la paz pública, al erario y a la administración pública federal, pero quisiera rematar al país, que ya ni se mueva.

Se sabe devaluado, que la tendencia mundial en X: #NarcoPresidenteAMLO, no es un compló sino el resultado de su corrupción, la de su prole biológica y política y del “abrazos no balazos”

Tampoco ignora que sus “Cómicos de la legua” y él van a perder la Presidencia y que una fiscalía real investigará el genocidio, los delitos de lesa patria, lesa humanidad y patrimoniales.

Por eso quiere dejar un país convulso, una opinión pública confundida que no entienda con claridad si van a meter a la cárcel a AMLO (Seguro pide asilo en Cuba) por corrupto o como “venganza neoliberal”.

No ignora que el rechazo a su persona es grande y por tanto, a la anodina y poco valiente Claudia Sheinbaum, cuyas preferencias apenas comienzan a bajar y no tiene tablas para subirlas.

Tan sabe AMLO que su gobierno no sirvió que evitó dejar a una figura capaz e independiente y reventó a Ricardo Monreal y Marcelo Ebrard, porque ellos rezarían el “tengo que matarte, hermano”.

El deterioro de su “Movimiento” lejos de revertirse va a crecer día a día, porque todavía falta la estampida en las filas morenistas y lo rudo de las elecciones en EUA donde él ya es tema.

Aquí, cuando se decidan las 628 candidaturas al Congreso Federal y más de 90 mil a distintos cargos estatales y municipales, desde regidor hasta gobernador, habrá muchas protestas y muchas renuncias.

Muchos porque se quedarán fuera, otros por su ADN perredista, van a hacer berrinche, otros más, los que lucharon desde la clandestinidad y luego en el PRD, ya han dado señas que no #EsClaudia.

Alejandro Rojas Díaz Durán, ex senador morenista, quien acompañó a Muñoz Ledo desde la Corriente Democrática, dice que AMLO pretende un «Maximato extendido en la persona de Claudia Sheinbaum”.

El Macuspano sabe que la historia lo pondrá con Santa Anna, quien aún con sus traiciones fue más valiente que Andrés, aunque ambos pequen de mala fe, incapacidad y rencor al gobernar.

Y no se crea que el Macuspano no quisiera eliminar el “Sufragio Efectivo, No Reelección”, porque desde el día uno quitó el lema centenario que acompañaba a los documentos públicos federales.

Intentó meter hilos de reelección para tratar de sacar hilazas para él, pero no lo logró, así que se dedicó a robar y dejar robar, y al dolce far niente de esa miseria que llama “investidura”.

Hoy sabe que fuera del dinero y de la amistad de personajes cada vez más devaluados, no tiene nada y a lo López Portillo, pero muy debajo intelectualmente, piensa que acciones suicidas salvarán su régimen.

AMLO no solamente padece el mal de Hubris, tiene comorbilidades como paranoia, un acendrado sentimiento de superioridad, quizá TEPT derivado del homicidio de José Ramón López Beltrán.

En el tiempo que faltan saldrán muchos escándalos, muchas acusaciones que, ciertas o no van a minar mucho la credibilidad de López Obrador, pero igual, mucha gente dañada va a despertar.

A la fecha sólo el saldo bruto de la deuda del Sector Público, y antes de que se impacten los pasivos a proveedores en Pemex y el Tren Maya y otras obras, dicen que el 37 por ciento del histórico es de AMLO.

Peor que la deuda en dinero está la deuda en salud, en seguridad pública, agricultura, agua,  golpes a las feministas, las madres buscadoras, los defensores de derechos humanos, los ecologistas.

Faltan por salir a la luz muchos desmanes en estados morenistas que como Tamaulipas, ya regresaron al caos que había en 2018 o antes y otros, como Guerrero Zacatecas o Colima, se hunden.

No sólo hay más huérfanos y viudas de ejecutados sino el homicidio es ya la primera causa de muerte entre los 14 a 44 años, y también mueren más por falta de asistencia médica o de medicamentos.

Programas como Sembrando Vida o Jóvenes Construyendo el Futuro o becas a Ninis, se convirtieron en sembrando birrias o sembrando churros, y mucha gente está encabronada con eso.

A los campesinos les tiraron todo el apoyo para comprar semilla, cosechar, para combustible, para financiar tractores o al menos tractoreo, y las limosnas actuales, de muy poco les sirven.

En fin la Ley López es real: Si algo se podía joder, seguramente lo jodió o lo joderá.

User007@mxpress.mx

Publicaciones relacionadas

Por favor acceder para comentar.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba