Colaborador Invitado

El superpeso mexicano, beneficios y afectaciones

Antonio Bujdud

Estamos viviendo tiempos electorales y uno de los temas que más preocupan es la inestabilidad económica que se puede generar por el cambio de gobierno.

Hace seis años uno de los riesgos que detectaban algunos especialistas era el tipo de cambio respecto al dólar americano. En círculos sociales se decía que, con la llegada de Andrés Manuel López Obrador a la presidencia de México, el tipo de cambio se dispararía a niveles nunca vistos. 

Afortunadamente el tipo de cambio se mantuvo estable durante el sexenio de López Obrador. En días recientes El Universal y Excélsior dieron a conocer que el peso mexicano se situó en 16.45 unidades por dólar, el mejor cierre que ha tenido en más de ocho años.

De acuerdo con las operaciones al mayoreo que presenta Bloomberg, el tipo de cambio acumula una apreciación de 19.4% o 3.95 pesos en lo que va de la presente administración. Desde que se tiene registro, en ninguna administración la moneda nacional logró arrebatarle tanto terreno al dólar en los primeros 64 meses de un Gobierno.

El secretario de Hacienda y Crédito Público, Rogelio Ramírez de la O, ha mencionado que la fortaleza actual de la moneda mexicana frente al dólar es consecuencia de las altas tasas de interés que prevalecen en consecuencia de la política monetaria del Banco de México como medida para controlar la inflación.

Lo cierto es que en el corto y mediano plazo no se ve que la situación cambie y en ese contexto hay ganadores y perdedores. Los mexicanos que reciben remesas cada vez tienen menos pesos para gastar por cada dólar que reciben, los exportadores han ido perdiendo competitividad en el mercado externo pues la venta de sus productos en el exterior ha ido disminuyendo, el sector turismo en México se ve impactado, debido a que para un extranjero es cada vez más caro venir a México y gasta menos de lo que gastaba en el pasado.

Para los importadores la situación es distinta, tienen ganancias muy importantes por este nivel de apreciación, asimismo se benefician los mexicanos que viajan al extranjero. En un contexto más amplio, no cabe duda de que estos niveles de apreciación podrían contribuir de una manera muy significativa al combate a la inflación, que tanto ha afectado a la sociedad mexicana, especialmente a las familias con menores niveles de ingreso. Con lo cual, si bien existen ganadores y perdedores, la mayoría de la ciudadanía se ha visto beneficiada.

Antonio Bujdud V. es licenciado en Política y Gestión Social con estudios de Economía en la Universidad Autónoma Metropolitana de la Ciudad de México. Cuenta con una Maestría en Administración y Alta Dirección en la Universidad Iberoamericana y diversos cursos y diplomados en Relaciones Institucionales y Comunicación Corporativa. Con más de diez años de experiencia en el sector siderúrgico.

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba