Colaborador Invitado

El tercer hombre

Latinus abrió la caja de pandora cuando señaló a Daniel Asaf Manjarrez, jefe de ayudantes de AMLO, como el vaso comunicante entre los prestanombres y los contratos públicos, y es más.

ACCIONES Y RAZONES/Efraín Klériga

Daniel Asaf Manjarrez presentado en 2018 como un empresario que sería jefe de ayudantes del presidente Andrés Manuel López Obrador, es más influyente de lo que se sabe públicamente.

Las revelaciones de Latinus de Carlos Loret de Mola, convertido en la némesis del Macuspano, señalan a Asaf como el engranaje entre los Contratistas y los juniors presidenciales.

La investigación basada en audios donde Jorge Amílcar Olán Aparicio, amigo de los hermanos Andrés y Gonzalo López Beltrán, menciona a Asaf Manjarrez con su apodo d familia: “El Gallo”.

En dichos audios El Gallo es quien conecta, ordena, otorga, y acerca al prestanombres de Andy y Gonzalo con los funcionarios del Gabinete amlista que otorgan los contratos.

Olan Aparicio igual obtiene contratos de medicamentos, de Segalmex o de basalto molido para las vías del Tren Maya, y a la fecha sus negocios le habrían dejado al menos 490 millones de pesos.

Se dice que lo pendejo y lo millonario no se puede esconder y en Tabasco se asegura que el joven que vivía en una casa de interés social hace unos años, ahora se transporta en Lamborghini.

Los audios publicados por Latinus, un noticiero de Youtube que rivaliza con los de TV abierta en audiencia, señalan a Asaf, como vaso comunicante entre AMLO y los negocios de los juniors.

A la fecha, y con mucho, el gobierno de López Obrador es el más corrupto e inepto en la historia de un país corrupto y además es u gobierno destructor de instituciones y de la paz social.

El “jefe de ayudantes” es hijo de Eduardo Asaf Dagnino y con ello resulta primo hermano de Antonio Martínez Dagnino, director del Sistema de Administración Tributaria, el SAT.

Asaf Manjarrez y Martínez Dagnino son nietos de Jorge Asaf Bala quien purgó prisión por tráfico de drogas en los años 70 y 80, aunque se dice que no asesinaba a la usanza de los carteles de hoy día.

En el artículo de Cuba Debate de enero 30 de 2019, se señala a Jorge Asaf Bala como la conexión en México con el tráfico de heroína desde Europa en los años 50 y 60 del siglo XX

“Una parte de la heroína iría a parar directamente a México, país desde el cual, sería distribuida, primero por lo que quedaba de la red corsa de Antoine D’Agostino…”

“Y luego por un grupo que sería financiado por Jorge Asaf Bala, quien era un rico empresario conocido como el Al Capone de México”.

Los negocios de Asaf Bala involucraron al primer mexicano que ganó una Medalla de Oro en los Juegos Olímpicos: El general Humberto Mariles Cortés, quien purgó prisión por homicidio.

El archivo del periódico de Ciudad de México, la Prensa, refiere: “Pasaron los años de Mariles en prisión (…) en 1971 el exgeneral recuperó su libertad y decidió irse a Europa….

“(Iría) como instructor de equitación de jóvenes pertenecientes a la nobleza, de cuyos padres se hizo amigo en sus días de gloria olímpica.

“Viajó a fines de noviembre de 1972, pero el excaballista fue arrestado en el aeropuerto de París con 60 kilos de cocaína pura.

“(…)Roger Blateau, defensor del exgeneral Mariles explicó pero no comprobó que el contrabando era de un amigo de su cliente que se aprovechó de él…

(…)En la ciudad de México, Jorge Asaf Bala, detenido en la investigación que hacía la Interpol, afirmó que el General sí sabía y que cobró 500 dólares por cada kilo de cocaína….”

Asaf Manjarrez está más que capacitado para liderar esa red e incluso repartir para amigos y parientes, y al mismo tiempo mantener a empresas fachadas sin el dedo flamígero del SAT.

El México libanés, El Gallo, está lejos de ser un empresario restaurantero venido por capricho a ser acompañante del Presidente y se sabe que estudio tácticas de guerrilla y defensa personal en Israel.

También tiene la licenciatura de Relaciones Internacionales por la Universidad Iberoamericana, expedida en 2016, en la universidad señalada como fifí por López Obrador.

Y si Asaf es el fiel de la balanza de los negocios de los López Obrador y López Beltrán, su primo, el Director del SAT, es el tercer hombre en el tráfico de contratos.

En la película británica de 1949, dirigida por Carol Reed y protagonizada por Joseph Cotten, Orson Welles y Alida Valli, el tercer hombre es quien puede desenmarañar la trama.

User007@mxpress.mx

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba