Lo Más NuevoSiderurgia

Eligió: US Steel camino de menor resistencia

25 de enero de 2024.- De acuerdo con Axios, cuando el mes pasado US Steel acordó ser adquirida por la japonesa Nippon Steel, muchos expertos y políticos quedaron horrorizados de que una empresa estadounidense tan emblemática considerara siquiera la posibilidad de ser propiedad extranjera.

Detrás de escena: Hubo varios postores, pero los dos más serios fueron Nippon y la conocida como «Compañía D».

La «Compañía D» era la siderúrgica Cleveland-Cliffs, con sede en Ohio, según una fuente familiarizada con la situación. El mismo Cleveland-Cliffs que a principios de 2023 había intentado sin éxito comprar US Steel por alrededor de $7,000 millones de dólares.

En cifras: hubo varias rondas de ofertas y negociaciones, pero el resultado es que Cleveland-Cliffs finalmente ofreció $54 dólares por acción en efectivo y acciones.

Eso equivalía a alrededor de $220 millones de dólares menos que la oferta de $55 dólares por acción en efectivo de Nippon, pero Cleveland-Cliffs también afirmó que su fusión resultaría en alrededor de $6.50 dólares por acción, o $1,450 millones de dólares, en «valor de sinergia potencial».

Además, Cleveland-Cliffs contaba con el apoyo del sindicato de trabajadores siderúrgicos (aunque uno podría pensar que algunas de sus sinergias eran sinónimo de recortes de empleos).

Punto de inflexión: US Steel contrató asesores externos para evaluar los riesgos regulatorios.

Si optara por Nippon, US Steel esperaba una revisión del CFIUS de las implicaciones para la seguridad nacional.

Si se optara por Cleveland-Cliffs, US Steel esperaba una revisión del Departamento de Justicia de las cuestiones antimonopolio.

Según el proxy: «Una transacción con la Compañía D eliminaría al único nuevo competidor en la producción de acero no orientado en América del Norte, así como también eliminaría una amenaza competitiva a la posición actual de la Compañía D en los EUA, y pondría hasta el 95% de producción de mineral de hierro en Estados Unidos bajo el control de una sola empresa».

Añadió que dicha fusión también reduciría la competencia en el suministro de productos de acero a los fabricantes de automóviles.

Mientras tanto, la amenaza del CFIUS se consideró relativamente leve. Además, Nippon no requería la aprobación de los accionistas, mientras que Cleveland-Cliffs sí la necesitaría.

La conclusión: US Steel eligió el camino de menor resistencia (esperada).

 

 

Reportacero

 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba