Artículos de InteresColaborador Invitado

En 2021 ¿una economía diferente?

Lic. Ma. Dolores Ortega

Las decisiones de los Gobiernos, sus políticas públicas, hasta ahora indican que solo han servido para favorecer al 20% de la población mundial, quienes concentran el 80% de la riqueza.

Estas cifras son reveladas por el Papa Francisco, quien aboga, implora por una economía diferente, más justa, inclusiva y sostenible, sin dejar a nadie atrás.

Quizá ya ni nos sorprendan esos porcentajes, nos hemos acostumbrado a saber, leer, escuchar que los ricos del mundo, de México, ganan ahora más, que sus utilidades crecieron, que su riqueza aumentó.

Y a que las políticas públicas, esas que DEBERÍAN FAVORECER A TODOS, beneficien a unos cuántos.

La pandemia a causa del COVID-19 evidencia las necesidades humanas, las carencias que tienen millones de personas en el mundo, en México. ¿Quién se salvará?

Da la oportunidad para dar un giro a la política pública, grandes economistas como Paul Krugman, Premio Nobel de Economía, y escritores como Slav Zizek, autor de Pandemia, afirman que 2021 será un año de decisiones profundas.

Mayor deuda pública será necesaria, afirma Paul Krugman, para ayudar a la economía.

Pero, ¿a dónde deben ir los recursos? Slav Zizek cuestiona ¿cuál ha de ser la forma social que reemplace el Nuevo Orden Mundial liberal-capitalista?

La realidad ahora es que el mundo no observa, no siente, no vive una reducción de ese 80% de la población mundial que nada tiene.

Los Gobiernos aseguran, se vanaglorian de afirmar que hacen grandes cambios, pero con efectos en muy pocos.

Una política pública según Robert Barro, Economista de la Universidad de Chicago, debe complementar el crecimiento del sector privado.

Debe sobre todo beneficiar el desarrollo económico de la población, de las familias. Generar, crear condiciones que permitan elevar el nivel educativo, de salud, social, de bienestar de TODOS.

Lo que sentimos es que las decisiones de los Gobiernos han creado esta economía excluyente, injusta y aniquiladora del medio ambiente.

¿Acaso en 2021 conoceremos un nuevo rumbo en la política pública?

Estados Unidos en enero de 2021 tendrá un nuevo Presidente, Joe Biden, y con él la esperanza de una política económica diferente.

En México, el Presidente Andrés Manuel López Obrador, prometió un cambio en la política pública ¿conseguirá llevar las condiciones de desarrollo que tanto necesitan los pobres de nuestro País, para superar su situación?

Conocer los pronósticos sobre el crecimiento del Producto Interno Bruto mundial, de Estados Unidos o de México, sirve para saber en cuánto podría crecer la riqueza, pero solo de los que la tienen.

Según el Fondo Monetario Internacional en 2021 la economía mundial podría crecer 5.2%; la de Estados Unidos, la más rica del mundo, 3.1% y la de México, 3.5 por ciento.

La plegaria del Papa Francisco de que Dios toque el corazón de los poderosos, como lo hizo con San Francisco de Asís, quien renunció a su riqueza, sigue resonando.

Sin embargo, nuestro mundo no pide limosna sino atención, condiciones y oportunidades, decisiones que beneficien su desarrollo, basta de políticas públicas que solo favorecen el crecimiento de los de siempre, excluyendo a las mayorías.

Conseguir una economía diferente, justa, inclusiva y sostenible es responsabilidad de los Gobiernos, y de TODOS nosotros. Los que tengamos voz clamemos, no nos cansemos de exigir, de reclamar un mundo con oportunidades para TODOS, no solo para ese 20% que todo lo concentra a nivel mundial.

Estoy convencida de que en México, como en muchos otros países la pobreza es resultado de la ambición desmedida, sin escrúpulos, cínica del hombre que desde su posición de poder la acapara a costa de todo y de todos.

El Papa Francisco nos invita a decirle SI al AMOR DE DIOS, pero nuestro corazón egoísta, enfermo, avaricioso lo rechaza.

Cuesta tanto aceptar el AMOR DE DIOS, porque significaría la renuncia a tu propia ideología, a ti mismo, para dar cabida a la piedad, a pensar en los demás y no hay tiempo para eso.

Nos pregunta el Papa Francisco ¿cuánto tiempo al día juegas con tus hijos? Se honesto y contesta aunque te duela. Estamos tan inmersos en la celeridad del mundo productivo que nuestro egoísmo alcanza a los que más queremos, a nuestros hijos.

Que la Navidad, que el Nacimiento del Niño Jesús, logre abrir tu corazón al AMOR de DIOS, que le digamos SI a creer en ÉL y NO en otros dioses; a confiar en su piedad para entregarnos, y dejarnos amar para darnos a los demás. Y tener así una FELIZ NAVIDAD!!

La Lic. Ortega Paredes es Economista de la UANL, tiene una Maestría en Negocios-Finanzas de la UMM; es Consultora de Finanzas y Pensiones de Previniendo Tu Futuro Económico; Conferencista de temas Económicos; fue Asesora Económica del Sector Patronal en CONASAMI (2015-2019); y colaboró de Periodista en Grupo Reforma 15.5 años. @Doloresop

www.tufuturoeconomico.com

Publicaciones relacionadas

Mira también

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar