Nacionales

Inyecta Energex 250 mdp en primera planta de gas comprimido

9 de sept. de 2013.- Con una inversión de 250 millones de pesos, la empresa regiomontana Grupo Energéticos (Energex), a través de su filial GN Energético, inició operaciones una planta de gas comprimido en Pénjamo, Guanajuato, cuyo objetivo es cubrir la demanda industrial en el bajío y occidente del país, donde no llegan los ductos de gas. César Humberto Cadena, presidente del Consejo de Administración de Grupo Energéticos, destacó que este proyecto se instaló en Pénjamo Guanajuato, porque hay suficiente demanda de gas y tienen clientes en un radio de 300 kilómetros, con empresas de la industria tequilera, papelera y cervecera, que están lejos de los centros de suministro de gas natural.

Destacó que si el Proyecto de la Siderúrgica de Linares, en Nuevo León, tuviera gas natural se convertiría en un polo de desarrollo. Sin embargo, en este momento no hay la suficiente demanda de gas comprimido como para ubicar en esa zona una planta.

En opinión del directivo, la industria acerera, usa combustóleo, sin embargo, la tendencia es a dejar de consumir combustibles fósiles por otros menos contaminantes.

La inversión por 250 millones de pesos, incluye una planta en Pénjamo, Guanajuato; 30 unidades de transporte de combustible TITAN5 Magnum, con un costo de 700 mil pesos por cada unidad, así como tres compresoras de gas.

La planta de Pénjamo tiene una capacidad instalada de 10 millones de litros de gas comprimido al mes. En la primera fase de la planta se trabaja a una capacidad de 4 millones de litros de gas, con clientes firmados y contratados; y están negociando con otros clientes porque aún tienen 30% de capacidad ociosa, indicó César Humberto Cadena.

El directivo explicó que el proyecto de gas comprimido tiene un precio mucho más competitivo que otros combustibles como el combustóleo, diesel, gas LP e incluso la electricidad, se calcula que se tienen ahorros de entre 15 y 35 por ciento en costos energéticos.

Además, este tipo de gas al que llamó “gasoducto virtual”, representa una solución ante la falta de infraestructura de ductos y la insuficiente oferta que enfrentan las empresas del país.

César Humberto Cadena detalló que la  planta de Pénjamo, se instaló a 29 metros de un ducto de 36” de acero de Pemex que viene del Sureste, pasa por Salamanca y llega a Guadalajara.

La toma en “caliente”, así se le llama porque se perfora y se pone una válvula de control, recibe el gas natural y lo pasa un sistema de control, los monitorea Pemex, se filtra el gas y posteriormente se pasa a una estación de compresión, donde el hidrocarburo ingresa a cilindros de polietileno de alta densidad reforzados con fibra de carbono, material que emplea la NASA.

El gas natural se enfría y se convierte de 20 bares (medida de presión) hasta compactar en 250 bares. Al compactar el volumen se pueden transportar en cada remolque hasta 13,250 m3 de gas comprimido, equivalente a mover tres veces el volumen de un transporte convencional, explicó Rubén González, director del proyecto.

“No vamos a quitarle clientes a gas natural, vamos a lugares donde no llegan los ductos de gas natural por su lejanía o por su poco volumen, esos son nuestros clientes”, enfatizó César Humberto Cadena.

cesarcad

El directivo destacó que una de las ventajas del gas natural comprimido es que el transporte es más seguro porque el material del que está construido es resistente a caídas, si hay incendio el gas sale a 200 metros de altura y evita explosiones.

 

— 
Lourdes Flores F.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar