Lo Más Nuevo

Enfrentarán inversionistas “año lleno de baches”

3 de enero de 2019.- La incertidumbre y la volatilidad seguirán en el mercado, al menos en la primera parte de 2019, por lo que invertir en acciones que puedan sortear los obstáculos geopolíticos y crisis económicas es una opción más prudente que invertir en acciones de alto crecimiento, dijo Investing.com.

El analista de la plataforma de información financiera, Haris Anwar, resaltó que “para los inversores que quieran prepararse para un viaje lleno de baches este año, diversificar mediante acciones defensivas podría ayudar a proteger su cartera, frente a los fuertes vaivenes del mercado que provocan tremendas pérdidas”.

Indicó que hay tres factores macroeconómicos que serán los principales motores del rumbo de los mercados financieros al comenzar 2019: el acuerdo Estados Unidos-China, los movimientos de la Reserva Federal y el ritmo de crecimiento de la economía estadounidense.

Precisó que la rapidez con la que Estados Unidos y China lleguen a un acuerdo comercial pudiera ayudar a los inversores en la bolsa a vislumbrar más claramente el futuro y reducir los riesgos en cuanto al crecimiento global.

“Si nos creemos lo que el presidente Donald Trump tuiteó el fin de semana sobre que él y el presidente chino Xi Jinping habían hablado recientemente por teléfono y realizado ‘grandes progresos’, entonces es posible que se llegue a un acuerdo al final de este primer trimestre, puesto que las negociaciones deberían terminar el 1 de marzo”.

El experto consideró que la velocidad a la que la Reserva Federal estadounidense implemente su política monetaria acomodaticia “es la segunda mayor amenaza a la estabilidad de los mercados de valores”.

Agregó que la «flexibilización» de la Reserva Federal juega un papel importante a la hora de impulsar el valor de las acciones; y ahora parece que llegan a su fin los tiempos de dinero barato, y las futuras subidas de tipos reducirán el atractivo de la tenencia de acciones.

Por último, indicó que en la medida que avanza 2019, el rumbo de la economía estadounidense se está convirtiendo en una de las mayores incógnitas.

La economía de Estados Unidos siguió siendo resiliente en 2018, ayudando a muchas empresas como Walmart y Amazon a aprovechar el fuerte gasto de los consumidores y la creciente demanda de pequeñas empresas.

“En nuestra opinión, la ralentización observada a escala mundial, que es más pronunciada en Europa y China, finalmente se abrirá camino a Estados Unidos. Los datos económicos serán cada vez menos robustos, especialmente si el banco central continúa con los ajustes monetarios”, advirtió.

El analista agregó que, en este contexto, 2019 será un año difícil para las acciones de crecimiento, pues las perspectivas de algunos gigantes tecnológicos de alto crecimiento están empeorando rápidamente.

Los titanes de las redes sociales Facebook, Alphabet y Twitter se enfrentan al riesgo de una creciente regulación gubernamental, después de que sus plataformas se convirtieran en herramientas de manipulación y propaganda.

Dos de las compañías de más éxito de Estados Unidos, Apple y Netflix, podrían ver debilitada su demanda a escala mundial, al ralentizarse la economía y coger carrerilla la competencia.

“Dado el nivel actual de incertidumbre, diversificar mediante acciones más defensivas es una buena forma de proteger su cartera en 2019”, sugirió.

Las empresas de servicios públicos, servicios de comunicaciones, atención sanitaria y de consumo no discrecional serán la apuesta más segura, afirmó.

Empresas como el gigante de los servicios de comunicaciones e información Verizon, que tiene un balance sólido y paga un fiable dividendo del 4.36%, o el gigante del software y el hardware a escala mundial Microsoft, que tiene una participación del 88% del mercado de sistemas operativos para ordenadores portátiles y de sobremesa, están en una mejor posición para capear cualquier crisis prolongada debido a la fidelidad a sus servicios.

Del mismo modo, el proveedor de materias primas Procter & Gamble, el fabricante de bebidas Coca Cola, así como el gigante del sector sanitario Merck, son algunas de las empresas de sólido dividendo con largos historiales de recompensa a los inversores en buenos y malos tiempos, puntualizó.

ReportAcero

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba