Colaborador Invitado

Es preciso decir otra mentira

ACCIONES Y RAZONES/Efraín Klériga/Noviembre 12, 2021

* Y resultó que el rebote de la economía en «V» que cacareaba el dueño del Pent-House de Palacio Nacional, ya se puso de la V…

Y la mala política exterior muestra los efectos de la mala política interior, la desconfianza de inversionistas en su gobierno va en aumento.

Las cosas no marchan, las grandes obras no funcionarán, la inflación ya se comió el aumento salarial, y Washington protestó por la política energética.

Los tiempos indican que el Blacamán de la política mexicana tiene que meterle dinero al espectáculo para distraer al «respetable» con nuevos sketches políticos.

Y para eso le va caer bien la llamada revocación que no es sino un intento de reelección, y por eso se apura a verse más presidencial y menos personero.

Como tiene que preparar el viaje a Washington, ya salió del país en calidad de presidente y fue al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, a hacer el ridículo.

En la próxima reunión de presidentes del TMEC en la Casa Blanca, a Andrés Manuel López Obrador la prensa estadounidense le va a pegar hasta con la cubeta.

López tiene una visión política fuera de este mundo, que ya derivó en que el tabasqueño sea uno de los dinosaurios de los grupos ecologistas y la prensa internacional.

«Está redoblando las políticas que harían de su país, el segundo mayor emisor de gases de efecto invernadero en América Latina y el 16avo más grande del mundo», afirmó The New York Times.

Si Andrés Manuel es un matoncito parapetado en el ex Patio de la Tesorería, a la hora de enfrentarse a los grandotes resulta un político tibio.

En Washington Biden, comprometido con una economía sin gases con efecto de invernadero, seguramente presentará propuestas que el macuspano deberá firmar.

«¡La política es un arte del carajo… hay que dar las nalgas al de arriba y picarlas al de abajo!», escribió El Filósofo de Güemez, el gran Ramón Durón (QEPD)

Así que ahora López tiene que preparar el escenario, va a quemar a alguna otra bruja, comenzará a ver la corrupción en los suyos, aumentará los regaños al Gabinete.

Pero en lo sustancial no hay esperanza de que la economía y el empleo mejoren, los capitalistas venden deuda mexicana y hay incertidumbre para invertir.

Mientras, el presupuesto sigue destinando miles de millones de pesos a Pemex y la CFE, la petrolera aumenta su deuda y la empresa eléctrica aumenta los precios.

Igualmente distrae recursos valiosos para esas sus obras destinadas a convertirse en los elefantes blancos más caros en la historia del país, ahí, junto al avión expresidencial.

La falta de inversión en el sector energético del país y cambiar un proyecto bueno como el NAIM por uno pésimo como Santa Lucía, ya muestra efectos en el crecimiento.

La economía no responde, las masacres del narco continúan, el empleo sólo repunta en los otros datos, y la gente ya se prepara para enfrentar un 2022 tremendo.

En Nueva York López presumió que se llegó a 20 millones 800 mil empleos registrados en el IMSS y lo calificó de histórico, mejor que en la prepandemia.

La realidad es que fueron 20 millones 777 mil empleos, dato inferior al de noviembre de 2019, así que lo único histórico es la afición presidencial a la mentira.

El Inegi informó que el Indicador Mensual de la Actividad Industrial (IMAI) disminuyó 1.4% en términos reales en el noveno mes de 2021 respecto al mes previo.

También informó que en dos años de la Cuatrote la clase media regresó al tamaño que tenía en 2010, y como primero los pobres, ya hay 12 millones más.

Pero en un tenga para que se entretenga, el caso Lozoya y el caso Santiago Nieto, ocupan muchas «líneas ágatas» facturables para que no se hable de la deuda de Pemex

Lozoya finalmente, llegó al lugar para el que fue extraditado y no parece que el octogenario Fiscal de la República va a poder construir un caso contra Ricardo Anaya.

Y con todos los parámetros mostrando que el gobierno no traerá la prosperidad prometida ni bajará los energéticos, es preciso decir otra mentira.

Y en ese mundo raro de Cuatrote, ahora resulta a López el desabasto de medicamentos en hospitales públicos hace tres años, le da insomnio.

Así mientras la inversión publica y privada llega a niveles más bajos en la historia reciente, el gasto en publicidad gubernamental se incrementa.

«Los hombres son tan simples, y se sujetan a la necesidad en tanto grado, que el que engaña con arte halla siempre quien se deje engañar», escribió Maquiavelo.

User007@mxpress.mx

Publicaciones relacionadas

Por favor acceder para comentar.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba