Colaborador Invitado

Esperando a Godot

Señor Gobernador llegó el momento de renegociar el pacto federal.

REFLEJO INTERIOR/ Hiram Peón Lara

Hace doce años estuvimos en una crisis de agua similar a la que estamos viviendo actualmente.

En el verano del 2010 fue tan grave la carestía que se disparó una vieja ley de la economía cuyo impacto se refleja en los precios.

Esta ley es la de la oferta y la demanda. Si la demanda es mayor que la oferta los precios suben y cuando la oferta es mayor que la demanda ocurre exactamente lo contrario, los precios bajan.

Claro que todos sabemos que en México lo único que nunca bajará son los precios. Nos cuentan muchos cuentos pero eso nunca pasará

En aquella ocasión los abarrotes las tiendas de conveniencia y los supermercados aumentaron los precios.

El respetable público elevó su protesta en las redes sociales y las empresas, dueñas de las tiendas de conveniencia, salieron a aclarar que no habían movido los precios y que se seguían respetando los precios conocidos.

En aquel entonces el precio del líquido del garrafón de la marca Bonafont, de 20 litros, era de $25 pesos

Actualmente, doce años después, el precio es de $43 pesos. En estos doce años el precio ha subido 72 por ciento, esto es equivalente al 6 por ciento anual.

Este año tendremos una inflación superior al siete por ciento, y en los años anteriores fue de casi 4 por ciento. Así que es probable que el agua Bonafont el año que entra suba alrededor del 10 por ciento.

Pero volviendo al tema de la búsqueda de agua en la ciudad, en estos momentos les reto, estimados lectores, a que consigan en cualquiera de las tiendas de conveniencia y en supermercados los garrafones de veinte litros de agua Bonafont, que cuestan en condiciones normales $43 pesos.

No los va a encontrar.

Y si le pide a la empresa que le proporcione el servicio, la respuesta de las telefonistas, o sea el Call Center, le dirán “no tenemos abastecimiento, no estamos vendiendo”.

Bonafont tiene tres semanas que no pasa con sus camiones repartidores por las calles de monterrey repartiendo agua en garrafones de veinte litros.

Pero que cree. Lo que si encuentra son garrafones de diez litros en los supermercados pero al precio de $43 pesos.

En la aplicación de City Market usted puede comprar todos los garrafones que quiera de diez litros al precio de $43 pesos.

No se necesita ir al Massachusetts Institute of Technology (MIT) para darse cuenta de la jugada de Bonafont.

De un día para otro le subió 100 por ciento al precio del litro de agua. ¿Es ilegal? No, no es ilegal. ¿Es inmoral? Si, si es inmoral.

Gana el doble y no gasta en combustible ni en empaque.

Sus clientes, que pagaron hasta noventa pesos por cada uno de los garrafones retornables, se quedaron con sus plásticos esperando el agua que nunca llegará.

Siempre quise usar esta frase. Los clientes se quedaron “Esperando a Godot”.

Ya sabe que “Esperando a Godot” es la obra de teatro de Samuel Beckett, que describe un mundo existencialista y absurdo. Donde las personas parecen haber sido arrojadas a un mundo carente de lógica, sin ningún sentido y completamente abandonados.

Bueno así se sienten algunos, yo diría que muchos, de los clientes de las grandes empresas, que ante la oportunidad de la ganancia rápida aprovechan la oportunidad, arrojando a sus clientes sin ninguna explicación.

Muchas cosas suceden en nuestro México que reflejan el mismo espíritu absurdo, falto de ética y de consideración.

No tenemos agua, pero si tenemos agua, luego nos enteramos que las autoridades federales simplemente no dejan llegar al agua a Monterrey y ahí tenemos a la caravana de la miseria suplicando por más agua para Nuevo León.

Pero que pasaría si nos negamos a entregar los impuestos y nos los quedamos todos. ¿Quién tendría que suplicar, quién vendría de rodillas?

¿No era la negociación del pacto federal una de las metas del gobernador Samuel García?

Ahora es cuando.

Mantengamos la esperanza. Hasta la próxima.

El autor es experto en comunicación corporativa y situaciones de crisis. Cuenta con un MBA del ITESM

Contacto:

Mail: hirampeon@gmail.com

Twitter: @Hirampeon

Publicaciones relacionadas

Por favor acceder para comentar.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba