Economia y Politica

Este 3 de marzo se conmemora el Día Mundial de la Audición

Por: María De la O

En 2020, cuando el COVID-19 llegó y la petición de las autoridades fue el uso de cubrebocas, provocó, entre muchas otras cosas, que se evidenciara la falta de inclusión para las personas con sordera.

Actualmente, más del 5% de la población mundial, es decir, unas 430 millones de personas, padecen una pérdida de audición discapacitante y requieren rehabilitación.

La tendencia, prevé la Organización Mundial de la Salud,  es que continúe al alza. Incluso estima que crezca un 62.7% hacia el 2050, cuando la cifra pueda superar los 700 millones de afectados.

De los 430 millones de personas con este padecimiento, se estima que unos 34 millones corresponden a niños.

Ante este panorama, la OMS conmemora el 03 de marzo el Día Mundial de la Audición, con el que se busca una mayor sensibilización con respecto al tema y una mayor atención a esta afectación de salud.

En México, aproximadamente 2.3 millones de personas padecen discapacidad auditiva.

De ellas, el 50% corresponde a mayores de 60 años, el 34% se trata de personas entre 30 y 59 años y cerca de 2% son infantes.

Causas de pérdida de audición

Entre las causas que el organismo internacional atribuye son factores para la pérdida auditiva están:

Durante el periodo prenatal, se debe a los factores genéticos y las infecciones intrauterinas, como la rubéola y la infección por citomegalovirus.

En el periodo perinatal, es decir, el que va de la semana 22 de gestación hasta el primer mes de vida fuera del vientre, las causas  pueden ser la falta de oxígeno en el momento del parto, la hiperbilirrubinemia, el bajo peso al nacer, entre otras

Durante la infancia y adolescencia, entre las causas que se relacionan a la sordera están, el experimentar otitis crónicas, la presencia de líquido en el oído, meningitis y otras infecciones.

Para los adultos, algunas situaciones que pueden provocar la pérdida de audición es el padecimiento de enfermedades crónicas, tabaquismo, otosclerosis,  entre otras.

Aunado a esas causales existen factores que pueden presentarse a lo largo de toda la vida como son los tapones de cera en el oído, los traumatismo en oído o cabeza, medicamentos que dañan el oído, infecciones virales, entre varias más.

La prevalencia de la pérdida de audición crece entre los mayores de 60 años, grupo etario en el que el 25% padece una pérdida de audición discapacitante.

¿Cómo se atiende una pérdida auditiva?

La rehabilitación para la pérdida auditiva  es importante pues permite a las personas ser más independientes en las actividades cotidianas.

Parte de la atención a la sordera es el suministro de tecnologías auditivas como audífonos, implantes cocleares e implantes de oído medio, la terapia de foniatría y logopedia para mejorar las habilidades perceptivas y desarrollar capacidades lingüísticas y de comunicación.

También la formación en el uso de la lengua de signos y otros medios de sustitución sensorial, como la lectura de labios, el sistema de deletrear palabras en la palma de la mano, entre otros.

 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba