INTERNACIONALES

Desconoce aún EUA costo de construcción del muro en frontera sur

Washington, 7 de Junio 2017.- El secretario de Seguridad Nacional (DHS) de Estados Unidos, John Kelly, dijo hoy que aún se desconoce una estimación de cuánto costará construir el muro a lo largo de la frontera con México, dado que no se ha decidido el prototipo o diseño.

“No sé cuánto costará, porque no se cual (prototipo) vamos a construir”, dijo Kelly al testificar este miércoles ante los miembros del Comité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes en Washington.

El secretario de Seguridad Nacional aseguró a los representantes que el proceso de licitación del muro fronterizo “está progresando bien” y reiteró que una vez que se decida su diseño, se tendrá una estimación de su costo.

Dijo que han consultado a los funcionarios de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) “para asegurar la frontera, no sellarla”, al indicar que los controles de seguridad no deben interferir con el comercio y el tráfico legal que diariamente cruza entre uno y otro país.

Dijo que en algunas áreas de la frontera será necesario construir barreras físicas, pero habrá puntos en los que no serán necesarias. Cerca de las ciudades, dijo, los funcionarios de CBP han solicitado barreras adicionales.

“Vamos a decidir dónde se colocarán las barreras físicas y estas irán acompañadas de tecnología”, indicó.

Kelly recordó a los legisladores que el presidente Donald Trump solicitó en su presupuesto para el año fiscal 2018 $1,600 millones de dólares para la construcción de 51 kilómetros de nuevos muros fronterizos.

Precisó que 45 kilómetros serán de pared de dique en la rivera norte del Río Bravo, donde se efectúa la mayor parte de las aprehensiones de indocumentados. También se construirán 22 kilómetros de un nuevo sistema de muros que vendrá a substituir a la existente valla secundaria en el Sector San Diego, para obstruir el tráfico de drogas.

“Si bien las barreras físicas, la tecnología y el equipo, ciertamente, ayudan a asegurar nuestras fronteras, también debe haber más botas en el terreno”, dijo Kelly al referirse a la necesidad de contratar más personal para la seguridad fronteriza.

El funcionario federal expresó que el Departamento de Seguridad Nacional no tiene “cuotas” o metas en el número de inmigrantes indocumentados que debe detener y deportar.

Kelly aseguró que no se están realizando “redadas” e indicó que “se está yendo contra individuos” de manera individual, basados en el riesgo que estos representan para la seguridad de los ciudadanos.

“Estamos yendo contra gente que está aquí de manera ilegal y que tiene otras violaciones”, indicó, al no descartar que “otros ilegales que caigan en nuestras manos” corren también el riesgo de deportación.

Sin embargo, Kelly reiteró que en el DHS “no estamos enfocados en este momento” en los jóvenes beneficiarios del Programa de Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA).

Explicó que los jóvenes beneficiarios de DACA que han sido detenidos y deportados, ha sido porque “son gente que violaron la ley” o no estaban legalmente adscritos al programa.

Kelly dijo que está a la espera de que el Congreso debata y decida algo sobre DACA, dado que existen coincidencias bipartidistas, de demócratas y republicanos, para hacer algo al respecto.

En su testimonio, Kelly reconoció ante los congresistas que “la inmensa utilidad” que deja el consumo de drogas en Estados Unidos genera su producción y transporte en México y demás países.

En este sentido, afirmó que existe un “interés compartido” en la seguridad y el combate a las drogas entre Estados Unidos y los países que padecen la producción y tráfico de drogas.

En su comparecencia, Kelly también abordó otros temas relacionados con la seguridad nacional y la lucha contra el terrorismo, incluyendo la latente amenaza de que un avión comercial pudiera ser derribado con un explosivo escondido en una computadora portátil.

“Esa es una amenaza seria y constante”, dijo Kelly al defender la decisión de prohibir la introducción de computadoras portátiles en las cabinas de los aviones procedentes de 10 aeropuertos de Europa y Asia.

Dijo que el DHS está contemplando aumentar en 71 aeropuertos adicionales el número de terminales aéreas incluidas en esta prohibición. “Muchos países están cooperando”, dijo para incrementar las medidas de seguridad y dotar a sus aeropuertos de los estándares mínimos para no ser incluidos.

 

(Notimex)

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar