Nacionales

Cabildean en EUA acereros mexicanos contra dumping

19 de mayo.- La industria acerera mexicana inició una fuerte labor de cabildeo con apoyo de legisladores texanos para revertir las cuotas compensatorias de hasta 66.7 por ciento, que impuso el Departamento de Comercio estadounidense a las exportaciones mexicanas de varilla de acero a ese país.

Según medios impresos, la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y el Acero (Canacero) envió una carta a la Asociación de Industriales del Acero estadounidenses, a través de la publicación American Metal Market, para exigir reciprocidad en el trato, puesto que México nunca ha cerrado su mercado al acero estadounidense.

La misiva la firma el director de la Canacero, Salvador Quesada Salinas, en respuesta a un artículo que en esa revista publicó el presidente de la Asociación de Industriales del Acero de Estados Unidos, Philip K. Bell, en la que acusa a los industriales mexicanos de causar graves daños a los productores de varilla de acero de su país.

«Aunque su artículo es un ataque a los productores mexicanos, usa un juego de manos en confundir Turquía y México, para aludir un aumento en las exportaciones (mexicanas) de corrugados».

El pasado 21 de abril, el Departamento de Comercio de Estados Unidos (DOC, por sus siglas en inglés) estableció aranceles preliminares contra las importaciones de varilla de acero procedentes de México de hasta 66.7 por ciento del valor de sus envíos y de hasta 2.6 por ciento en el caso de las provenientes de Turquía.

Esta medida preliminar aplicará hasta que haya una decisión final del DOC, el próximo 2 de julio.

Raúl Gutiérrez Muguerza, director de Deacero, dijo que la industria acerera estableció contacto con el Senador texano John Cornyn que apoya la iniciativa de acereros mexicanos para alcanzar un acuerdo de suspensión para la solución de investigaciones de comercio desleal, conocido como «dumping».

«El apoyo del legislador obedece también a que nuestra empresa, Deacero, exporta a Estados Unidos, pero también produce allá y da empleo a cerca de 700 trabajadores, en gran proporción de origen hispano».

A través del despacho legal Martínez Partners LLP, de Houston, Texas, Deacero envió una carta al Senador Cornyn explicando los motivos de la conveniencia de que México y Estados Unidos firmen un acuerdo de suspensión de conflictos comerciales, para evitar demandas costosas en este tipo de controversias.

Quesada Salinas criticó que en un artículo escrito en American Metal Market, el presidente de la Asociación de Industriales del Acero estadounidense, Philip K. Bell, acusa a los productores mexicanos y turcos de aumentar sus ventas de varilla de acero y causar graves daños a los fabricantes de su país.

El dirigente estadounidense acusó también a México de cerrar su mercado, por lo que el comercio de varilla es una calle de un sólo sentido.

«Claramente, el mercado mexicano no está cerrado al acero, ni a Estados Unidos, específicamente en varilla. México no tiene aranceles ni cuotas en este producto».

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar