INTERNACIONALES

Exige Ternium Argentina intervención de la Justicia

ARGENTINA, 25 de abril.- Este viernes se cumple el quinto día de protestas en las plantas de Siderar. La medida es realizada por Camioneros, que se espantan cuando escucha que los medios hablan de «bloqueo» e insiste en que se trata de una huelga. Más allá de la denominación, el resultado es el mismo: no ingresan transportes pesados a las plantas de la siderúrgica desde principio de semana.

En un comunicado de prensa difundido en la noche del jueves, el sindicato de Hugo y Pablo Moyano aseguró que continuarán con las medidas hasta que la empresa reincorpore a los trabajadores despedidos o les pague una indemnización de acuerdo a los parámetros establecidos en la Ley de Contrato de Trabajo.

Techint publicó una carta en los principales diarios argentinos en la que asegura que la protesta de Camioneros es una extorsión. El escrito destaca que la huelga es «ilegal» y exige la intervención de la Justicia.

«Ternium Siderar es ajena y rehén de este conflicto. El Sindicato de Camioneros reclama el pago de indemnizaciones de 17 ex trabajadores de una empresa transportista -Vilatella & Valls- que se encuentra bajo un poceso judicial de concurso preventivo de acreedores desde el 2012. Vilatella & Valls prestaba servicios de transporte a Ternium Siderar, entre muchos otros clientes. Estamos ante un reclamo entre un sindicato y una empresa de transporte, que debe continuar canalizándose a través de la Justicia», destaca uno de los párrafos.

Según informó Infobae, ayer la Asociación Empresaria Argentina (AEA) señaló su total rechazo al bloqueo. Antes se había expresado la Unión Industrial y la Cámara Argentina del Acero. En su comunicado, AEA señaló que «este es un conflicto que es ajeno a las plantas siderúrgicas bloqueadas». «Este bloqueo viola los derechos constitucionales al trabajo y a la circulación de bienes y servicios, al tiempo que afecta severamente el nivel de actividad de las industrias que son abastecidas por estas plantas siderúgicas. Solicitamos la urgente implementación de las medidas necesarias para liberar el acceso a las plantas afectadas en el marco del Estado de derecho», subrayó la entidad.

La huelga contempla que los camiones queden estacionado en los ingresos a las plantas, por eso son considerados bloqueos por los empresarios. Afecta a nueve centros industriales ubicados en Ensenada, San Nicolás, Florencio Varela, Caning, Haedo, La Plata, Campana y Ezeiza.

El conflicto había comenzado en febrero y fue suspendido por una conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo. Hubo reuniones y propuestas pero ninguna solución. Vencidos los plazos regresaron las protestas. Y según lo anunciado, continuarán.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar