Colaborador Invitado

La manipulación, principal determinante de los movimientos cambiarios

Por Gabriela Siller

Desde el 2008 las cotizaciones del mercado cambiario se han caracterizado por ser erráticas, a veces sin responder ante la publicación de los datos económicos que la teoría económica sugiere como determinantes. Dependiendo del período estudiado se encontraban correlaciones importantes con indicadores como precio del petróleo, movimientos en la bolsa de valores, tasas de interés y anuncios y especulación en torno a la política monetaria de la Fed. Sin embargo, la correlación no se mantiene en el tiempo y como consecuencia dificulta el pronóstico de cualquier divisa. En este sentido, el peso mexicano que empezó a cobrar relevancia hasta llegar a ser una de las 8 divisas más utilizadas en el mercado cambiario, era también una de las más erráticas.

De acuerdo al Banco Internacional de Pagos, las operaciones diarias en el mercado cambiario ascendieron en 2013 a 5.3 billones de dólares, siendo éste el único mercado que no tiene horario de apertura y cierre y es el menos regulado. Además, en el mercado cambiario no se tiene un registro contable de las operaciones locales con el exterior, por lo que se incluye en la cuenta de errores y omisiones, que es la cuenta de cuadre de la balanza de pagos.

Así, no es una sorpresa que recientemente se hayan publicado investigaciones judiciales sobre posibles manipulaciones del mercado cambiario que de alguna manera explican los movimientos inexplicados en las divisas.

Al parecer los operadores de bancos grandes en Reino Unido y Estados Unidos se coludían entre sí (inclusive con otros bancos) para intentar manipular un tipo de cambio relevante en el mercado, por ejemplo, para asegurar que el tipo de cambio al cual habían acordado vender una divisa a sus clientes, estuviera por arriba del nivel promedio al cual había adquirido dicha divisa. También se coludían para obtener tipos de cambio favorables y activar órdenes “stop loss” de clientes (las cuales están diseñadas para limitar pérdidas debido a la exposición a movimientos adversos del mercado cambiario) o para prevenir alcanzar niveles de tipo de cambio en donde los clientes recibirían pagos por operaciones con derivados. La manipulación inclusive también puede haberse reflejado en los comentarios de análisis escritos por los bancos a sus clientes.

El asunto es de gran preocupación ya que una manipulación de los gigantes bancarios en EU y Reino Unido genera la idea de que la volatilidad no desaparecerá aun y cuando la normalización de tasas por parte de la Fed haya iniciado, a menos que la regulación en esos países cambie, lo cual es poco probable. A pesar de que la colusión no está permitida y se sanciona con multas, los montos de las mismas no parecen desincentivar este tipo actividades en los países mencionados, en donde también hay investigaciones sobre manipulación en la tasa LIBOR y en los precios de las acciones, pero en menor medida.

Gabriela Siller Pagaza, PhD

 

[email protected]

Publicaciones relacionadas

Mira también

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar