Colaborador Invitado

Los movimientos erráticos del peso

Por Gabriela Siller

El peso seguirá apreciándose, sobre todo ahora que Fitch subió la calificación crediticia de México.

En una semana con escasos indicadores económicos relevantes, el dólar finalizó al alza en el mercado cambiario, al apreciarse frente a sus dieciséis principales cruces. El dólar australiano se colocó como la divisa con la mayor pérdida al depreciarse 2.97%.

Los principales eventos en el entorno internacional tuvieron lugar en los ajustes llevados a cabo por autoridades monetarias, pues los bancos centrales de Australia, Corea del Sur y Polonia incrementaron sus estímulos monetarios, vía el recorte de sus respectivas tasas de referencia en 25 puntos base, siguiendo al ajuste hecho por el Banco Central Europeo (BCE).

No obstante, las noticias internas son las que propiciaron una fortaleza temporal en el peso, el cual alcanzó su nivel mínimo del año ubicándose debajo de la barrera psicológica de 12 pesos por dólar por primera vez desde agosto de 2011.

La trayectoria de apreciación, acompañada de movimientos erráticos, es consecuencia de una mayor entrada de capitales al país por el incremento en la calificación crediticia por parte de Fitch Ratings, que pasó de BBB a BBB+ y que ahora se ubica por encima del rating de Brasil.

Lo anterior refleja la buena perspectiva a nivel internacional sobre la economía mexicana, sobre todo por el compromiso de las autoridades para fortalecer el crecimiento vía las reformas estructurales. De esta forma, se espera que el peso siga su desempeño positivo, aunque con periodos de volatilidad, pues aún no se encuentra en un periodo de estabilización.

Cabe destacar que el peso tiene su equilibrio, de acuerdo al diferencial en tasas de interés con EU, en 12 pesos. No obstante, el incremento en la calificación indica un menor riesgo y por lo tanto una menor tasa de rendimiento sobre los bonos, que en particular se ha reflejado en los bonos gubernamentales. Por lo anterior, de llevarse a cabo las reformas el peso tendría un nivel de equilibrio por debajo al que se calcula actualmente.

Cabe destacar que el precio relativo de las exportaciones se vería afectado, pero se esperara que la mayor inversión propiciada por las reformas sea suficiente para subsanar la disminución que se daría en las ventas al exterior por la pérdida temporal de competitividad.

El peso se encuentra actualmente fortalecido principalmente frente al dólar australiano y al dólar neozelandés en 2.65% y 2.37% respectivamente, mientras que el menor rendimiento de la divisa se observa frente a la corona noruega y al dólar, al depreciarse frente a estas divisas 0.46% y 0.22%, respectivamente al final de la semana anterior.

 

Gabriela Siller Pagaza, PhD, Director de Análisis Económico Financiero de Banco Base

[email protected]

Publicaciones relacionadas

Mira también

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar