Colaborador Invitado

Depreciaciones aceleradas

Por Gabriela Siller Pagaza

En la semana anterior el tipo de cambio alcanzó un máximo histórico de 15.6679 pesos por dólar, en cotizaciones interbancarias a la venta, lo cual se tradujo en cotizaciones cercanas a 16 pesos en ventanilla. Las depreciaciones se dieron a la par de un incremento considerable en las tasas de valores gubernamentales en el mercado secundario, lo cual puede ser evidencia de una salida moderada de capitales. Hasta febrero, la inversión extranjera de cartera seguía siendo positiva, aunque al interior ya se mostraba una salida de los instrumentos privados.

El tipo de cambio mostró una depreciación con velocidad creciente después de que se publicara la nómina no agrícola de EU, que dio pie a especulaciones sobre la política monetaria de la Fed.  De hecho el dólar observó su mayor avance desde septiembre de 2011, luego de que el índice ponderado del dólar (DXY) cerrara la semana con un incremento de 2.74%.  Al interior destaca que el euro se depreció 3.21%, cotizando alrededor de 1.0463 dólares por euro, su nivel mínimo en 12 años, después de que el Banco Central Europeo diera inicio a su programa de compra de bonos, llevando a las tasas de rendimiento de varios instrumentos de deuda soberana de la Eurozona a nuevos mínimos históricos y a tasas excepcionalmente bajas en el mercado hipotecario (inclusive en algunos casos hasta el negativo).

Por su parte el real brasileño cerró la semana como la divisa más depreciada frente al dólar, perdiendo 5.69% y cotizando alrededor de 3.2480 reales por dólar, ante una ola de protestas en Brasil, mientras los inversionistas ven cada vez más difícil que el gobierno de Dilma Rousseff logre reducir el déficit fiscal este año. El real brasileño es una divisa “no entregable” la cual carece de cotización en el mercado de futuros. Así, los inversionistas que tratan de cubrir posiciones o especular con el real lo hacen a través del peso, como sustituto cercano, generando un traspaso de los eventos de Brasil hacia el peso.

A pesar de los eventos particulares que afectaron a cada una de las divisas, la especulación relacionada a la política monetaria de Estados Unidos y la toma de posturas a favor del dólar fue el común denominador de las depreciaciones.

En México el mecanismo de subasta implementado por la Comisión de Cambios el pasado miércoles por 52 millones de dólares diarios, facilitó al mercado recortar la mayor parte de las pérdidas que llevaron al tipo de cambio al máximo histórico. No obstante, la volatilidad cambiaria y las presiones a favor del dólar seguirán presentes durante los primeros días de esta semana, con todos los inversionistas a la espera del anuncio de política monetaria de la Reserva Federal el miércoles 18 de marzo, el cual estará seguido de una conferencia de prensa impartida por Janet Yellen desatando nuevamente especulación a la fecha en que la Fed subirá su tasa y provocando una nueva ola de volatilidad en el mercado cambiario.

 

Gabriela Siller Pagaza, Directora de análisis económico-financiero de Banco Base

Publicaciones relacionadas

Mira también

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar