Nacionales

Inicia pruebas planta de Gerdau Corsa en Hidalgo

1 de dic. 2014.- La nueva planta de perfiles estructurales de acero que construye Gerdau Corsa en Ciudad Sahagún, Hidalgo, ya inició pruebas de operación y esperan que esté operando para su inauguración en el primer trimestre del 2015.

La nueva planta realiza una inversión que asciende a un total de $600 millones de dólares y tendrá capacidad para producir 1 millón de toneladas de acero.

Las pruebas de operación de la nueva planta ya iniciaron y se realizarán durante lo que resta del 2014 y la operación completa será en el 2015, señaló un directivo a ReportAcero.

La planta atenderá principalmente los segmentos de construcción y desarrollo industrial del país, con una capacidad instalada de producción de acero de 1 millón de toneladas de acero y 700 mil toneladas de productos laminados.

Gerdau Corsa está presente en México desde el año 2007. En la actualidad opera dos plantas productoras de acero y laminación ubicadas en el Estado de México además de la que está por arrancar en el Estado de Hidalgo. Cuenta con tres unidades de proceso y recolección de chatarra, una planta de habilitado de varilla y seis centros de distribución ubicados en el país.

La Compañía produce en México varilla corrugada, varilla habilitada y perfiles comerciales. De igual forma, comercializa perfiles estructurales para la construcción en acero y la industria especializada.

La empresa es de las pocas en México que ofrece varilla habilitada, cuyas ventajas por ejemplo, es que permiten ahorros de más del 20 por ciento en el costo de acero que requiere una obra ya que se elimina el desperdicio de acero, además se reduce el tiempo de la obra.

Sus productos son garantía de calidad, pues cumplen con las especificaciones de las normas nacionales y extranjeras vigentes. Además, la empresa busca la eficiencia de sus prácticas ambientales y el desarrollo sustentable de la cadena productiva.

La nueva planta contará con un sistema de pre calentamiento y alimentación continua de chatarra, que permitirá un consumo más eficiente de los recursos energéticos.

El principal beneficio que se tendrá en materia de impacto ambiental, es el reaprovechamiento de la energía contenida en los humos del horno para precalentar la chatarra.

La dimensión donde se ubica este sistema equivale 100 m2, se compone de dos secciones principales: la primera se denomina “zona de carga”, donde una banda transportadora traslada alrededor de 135 toneladas de chatarra cada 44 minutos  hacia la zona de precalentamiento.

La segunda sección es la “zona de precalentamiento y alimentación del horno”, donde se utilizan los gases residuales del horno para precalentar la chatarra hasta una temperatura de 400°C. La chatarra entra a este sistema por medio de otra “banda transportadora” que funciona con el mismo principio que la “zona de carga”, para posteriormente alimentar al horno de arco eléctrico.

Gerdau Corsa cuenta con un equipo de profesionales técnicos, especialistas e ingenieros que han supervisado todo el montaje de este sistema, reafirmando el compromiso con la seguridad de las personas en el uso y operación de los equipos.

 

Estas inversiones son un claro ejemplo del compromiso de Gerdau Corsa, su solidez en la industria y el fortalecimiento de su presencia en el país a través de ganancias mutuas.

Así lucía a principios del 2014

 

Por César Sánchez

 


Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba