Nacionales

Luce complicado alcanzar las previsiones de crecimiento del Gobierno Federal

29 de nov. 2014.- En las pasadas semanas, diversas instituciones públicas publicaron resultados y estimaciones macroeconómicas para México. En primer lugar, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) publicó que el crecimiento del PIB para el tercer trimestre del año fue de 2.2%, en comparación con el mismo trimestre de 2013. Con ello el crecimiento del PIB del país en los primeros 9 meses del año alcanzó un decepcionante 1.9%.

 

Por las mismas fechas, tanto el Banco de México (Banxico), como la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) presentaron sus estimaciones de crecimiento para el cierre de 2014 y del próximo año.

En primera instancia, Banxico proyectó que el PIB para este año cerrará en un intervalo de entre 2.0% y 2.5%, muy lejos de aquellas estimaciones de febrero de este año cuando el banco central estimaba un crecimiento de entre 3% y 4%.

Por su parte, la SHCP presentó una nueva metodología similar a la de Banxico para presentar sus estimaciones de crecimiento económico mediante un intervalo. Con esta nueva forma de presentación, la autoridad hacendaria del país pronosticó una tasa de crecimiento del PIB entre 2.1% y 2.5%. Este pronóstico también quedo muy alejado de la estimación hecha en mayo de este año de una tasa de crecimiento de 2.7% anual.

Al margen de los cambios en metodologías y otras consideraciones, lo que está implícito en estos pronósticos es la dificultad que tendrá la economía mexicana de alcanzar los rangos superiores propuestas por las autoridades monetarias y financieras del país.

La realidad es que para que el PIB de México termine el año con un crecimiento de 2.5%, el crecimiento económico del último trimestre del año debería ser de más de 4%. Suponiendo una crecimiento del PIB de 2.3% anual, el punto medio de los intervalos propuestos, el crecimiento del cuarto trimestre de 2014 debería ser aproximadamente 3.5%.

De acuerdo a la encuesta de opinión recabada por Banxico entre los especialistas del sector privado, la tasa de crecimiento para el último segmento del año sería de 3.4%. Sin embargo, esta estimación resultará difícilmente alcanzable, considerando que para lograr esta tasa de crecimiento, el sector construcción y el sector manufacturero, dos de los motores del crecimiento interno del país, tendrían que crecer a niveles de entre 5% y 6%. Por ello, se estima que para los resultados de la encuesta a publicarse el próximo 2 de diciembre, muestre un nuevo ajuste a la baja en el pronóstico de crecimiento del último trimestre del año.

Lo que resulta más factible es que en febrero de 2015, el INEGI publique que la economía tuvo un crecimiento anual cercano al 2%, lo cual implicaría un crecimiento anual durante los últimos tres meses de 2.3%.

Con ello el país cumpliría dos años con un crecimiento muy por debajo del potencial del país y de los requerimientos necesarios para reducir los índices de pobreza de la población.

Por otra parte, tanto Banxico como SHCP han pronosticado que el crecimiento económico para 2015 esté en un rango entre 3.2% y 4.2%. Para ello será necesario que las condiciones económicas internas y externas del país se alineen para que el sector industrial de México pueda crecer cada trimestre del próximo año en promedio por encima del 5%.

 

 

ReportAcero/Staff


Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar