INTERNACIONALES

Procurador malasio levanta cargos contra filial de Goldman Sachs

Kuala Lumpur, 17 Dic 2018.- La Procuraduría General de Malasia levantó cargos contra Tim Leissner, ex presidente en el sureste asiático de la correduría Goldman Sachs, por el soborno de funcionarios para participar en una emisión de bonos.

Se trata de una nueva derivación del fondo de inversion 1Malaysia Development Bhd (1MDB), un caso que involucra fondos por seis mil 500 millones de dólares.

La demanda incluye a exempleados de Goldman Sachs y del citado fondo de inversión, así como al inversionista Low Taek Jho, conocido como Jho Low y actualmente prófugo.

Tommy Thomas, el procurador general malasio, explicó que los implicados conspiraron para sobornar a funcionarios públicos del país asiático a fin de que Goldman Sachs participara en tres emisiones de bonos del 1MDB.

Los empleados del banco de inversión con oficinas centrales en Nueva York recibieron algunos de los bonos, pero también fueron premiados por su corporación por esa acción, que además mejoró sus perspectivas de desarrollo corporativo.

Las emisiones objeto de la acusación de haber sido manejadas de manera corrupta por la subsidiaria de Goldman Sachs suman dos mil 700 millones de dólares, señala la procuraduría malasia en un comunicado, indicó de The Star.

La forma de operar violó la ley que norma las actividades financieras de Malasia, añadió el funcionario judicial.

El anuncio coincidió con las declaraciones de la viceprimera ministra de Malasia, Azizah Wan Ismail, de que su país ha perdido cada año desde 2013 el cuatro por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) debido a la corrupción.

Ese porcentaje, estimado por la filial local de Transparencia Internacional, supera el gasto en educación y duplica los recursos que se destinaron al cuidado de la salud en 2017, señaló.

Puntualizó que en oposición a lo que se piensa generalmente, la corrupción no solo se da en las esferas gubernamentales, sino también en el sector privado.

Citó un reporte de PricewaterhouseCoopers el cual indica que en 2016 las actividades de corrupción entre las entidades privadas en Malasia pasaron del 19 por ciento al 30 por ciento del total en 2016.

Advirtió que el actual gobierno, que inició sus actividades el pasado mayo, no va a eliminar la corrupción de la noche a la mañana, y reconoció que se trata de un mal endémico en muchas instituciones.

Rechazó que centrarse en combatir la corrupción en lugar de privilegiar el crecimiento económico vaya a dañar a la economía, pues no se trata de rubros excluyentes.

Los esfuerzos para mejorar la rendición de cuentas y la transparencia captan inversiones que nos ayudan a crecer, y no solo llaman la atención de inversionistas que inyectan y retiran capital bajo la óptica de las tasas de interés, agregó.

Mostró como prueba de su dicho que las autoridades malasias encargadas de la inversión reportan 379 por ciento de crecimiento en inversión directa en manufacturas entre mayo y septiembre pasados.

Además, Moody’s mantiene el rating de la deuda del país con una perspectiva estable, lo que indica que la economía progresa, indicó por último.

(Notimex)

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba